Tengo unas estampitas…

En mi reciente paso por Budapest, dos chicas muy guapas en el centro de la ciudad, por la noche, entablaron conversación conmigo: me preguntaron si sabía donde había un pub irlandés, me dijeron que eran de una pequeña ciudad de Hungría y que visitaban la capital por primera vez… La verdad es que desconfié un poco de su talante excesivamente simpático, así que me despedí de ellas y me marché. Después, en Internet, encontré esto, un turista al que dos chicas en la capital húngara le timaron para que pagara una cuenta de 250 euros. Vaya, parece que me libré de una buena… o quizá me perdí el hacerme amigo de dos guapas húngaras, vete tú a saber.

Días después, en Estambul, un señor muy simpático, después de interesarse por mi país de origen y el equipo de la LFP del que yo era hincha, se ofreció a llevarme a una discoteca cercana a «conocer chicas». También desconfié, me fui, y luego, en el hostal donde me alojaba, leí advertencias sobre gente que se te acerca con esa oferta para luego darte bebida con un somnífero y robarte mientras duermes hasta 48 horas seguidas. Quizá también me libré de una buena, o de conocer chicas en una disco turca…

Curiosamente, en China conozco casos de turistas que han caído en los dos tipos de timo, tanto el de la pareja que se te acerca para llevarte a un lugar donde te cobrarán un pastón por una consumición (aunque no suelen llegar a timarte 250 euros) como el de gente que te duerme para robarte (esto sólo lo había oído una vez, a un francés, al que le pasó en un parque de Qingdao).

En todas partes del mundo te pueden pasar cosas como las relatadas, lo que los anglosajones llaman «tourist traps» y que suelen intentarse sobre todo contra viajeros que van solos. No hay por qué alarmarse, no es tan fácil encontrarse con una de ellas y en todo caso es fácil darse cuenta de que están intentando timarte y decirles amablemente que pasas de ellos. Reconozco que a mí me extraña que en un sólo viaje hayan intentado jorobarme dos veces. Será que, al viajar en invierno, hay menos turistas y las probabilidades son mayores, especialmente en lugares tan turísticos como Budapest o Estambul.

China no suele ser un lugar donde te timen excesivamente, como mucho pequeños sobreprecios de lo que compras por ser de fuera y no saber lo que valen las cosas allí (en general, no obstante, siempre piensas que todo es barato, aunque estés pagando más que los chinos).

En todo caso, hay que estar ojo avizor en los lugares más turísticos, sin tener por ello que desconfiar de todo y de todos.

Aparte de los ejemplos mencionados y «exportados» -o importados- a Budapest y Estambul, otro timo frecuente es el de las «parejas de artistas» que en el centro de ciudades como Pekín te llevan a ver sus exposiciones y te venden cuadros de todo a cien a precios exorbitados. Y a mí, en particular, una vez me tocó un taxista cerca de la estación de trenes de Pekín que tenía el taxímetro trucado y corría tres veces más rápido de lo normal (desde entonces nunca tomo taxis en las estaciones de tren).

Si conocéis casos similares de timos en China, podéis citarlos aquí, para que otros viajeros estén atentos, aunque quiero decir de antemano que China es uno de los países donde he viajado más seguro, no quiero dar la impresión de que sea una «tourist trap».

Por cierto, ya que hablamos del tema tengo que mencionar que en Skopje, capital de Macedonia, vi a unos trileros, algo que me pareció hasta enternecedor.

1 Comment

  1. Enviado por Tierrademayo
    (Contacto Página)
    Lo del tema de los mercados y los precios «razonables» es cierto que pasa. Pero también hay que tener en cuenta que los turistas en general, no saben regatear y suelen ofrecer un precio justo que el vendedor/a nunca acepta. Así, cuando de verdad se regatea suelen cabrearse y a mi alguna vez me han montado un buen circo. Sobretodo en los mercados típicos de Pekín donde los turistas suelen picar.

    Timos, lo que se dice timos, tengo la suerte de no haber caido en esa breva. Si bien es cierto, que en Amsterdam se me acercó algún espontáneo hablando español en actitud sospechosa, que en China intentaron facturarme una maleta (esto es relativamente normal por el tema del peso, pero siempre podría meterme en un lío.) y en Wangfujing un par de «putillas» querían venirse de compras a las 4 de la tarde.

    ~~~
    Enviado por Tierrademayo
    (Contacto Página)
    En Londres tampoco estuvimos muy a salvo, pues de copas trataron de robarle la cartera con disimulo a una compañera.

    Irónicamente, el único lugar donde me quedé perplejo fue en el Hotel Cuzco de Madrid. Teníamos una sala de conferencias reservada en el primer piso para un reunión de oficinas internacionales. De repente entraron 3 chavales con una mapa de la ciudad, lo pusieron sobre la mesa junto a un compañero polaco y en medio de la confusión le robaron el móvil.

    Reclamamos al hotel pero no hubo manera.

    De oídas, a unas amigas le «fumigaron» el tren entre Montpellier y Barcelona para dormir todo el vagón y robaron todo cuanto quisieron. Luego al llegar a Barcelona, supongo que es más difícil denunciar un robo que se ha cometido en el país vecino.

    ~~~
    Enviado por Ocean
    (Contacto Página)
    La primera vez que estuve en China tanto en Beijing como en Shanghai, no podia andar mas de 50 metros sin que alguien me intentase el de las pinturas que comentas o el de las 2 chicas bonitas.

    Pero a parte de esto y de algun billete falso colado por algun taxista, tengo 2 mas que me han pasado.

    Uno en Shanghai, una pareja con su hija se me presentan en un parque, muy simpaticos, y despues de un rato hablando muy amablemente, al ver que tengo tiempo me invitan a ir con ellos a ver una ceremonia de como preparar el te. El espectaculo y todo muy bien, pero luego, te dan a comprar unos tes que en el supermercado cuestas 10 veces menos y a parte te hacen pagar un paston por la ceremonia.

    ~~~
    Enviado por Ocean
    (Contacto Página)
    El otro es bastante sencillo pero tambien te la meten doblada…

    Me paso en Shenzhen, paseando por una de esas calles tipicas de compras, fui a comprar unos DVD’s pero no encontraba los que queria, al final un tipo me asalta en la calle y me ofrece DVD’s, me lleva a una zona apartada, que te hace sentir que vas a conseguir un buen precio, te enseña el catalogo, regateas precio, vas eligiendo unos cuantos, y al final pagas, y es aqui cuando tu le das un billete y el tio te lo devuelve diciendote que es falso, tu lo examinas y compruebas que evidentemente es falso, se te queda cara de tonto, discutes, te rallas, no entiendes, pero finalmente sacas otro billete para pagarles, pero cual es tu sorpresa que tambien es falso …

    En realidad es el mismo tipo que con gran habilidad de manos te da el cambiazo, tomando el tuyo y devolviendote uno falso. Parece tonto pero es muy facil picar.

    Este timo no solo te lo hacen con DVD´s, vi en la CCTV que habian unos que lo hacian en su propia tienda

    ~~~
    Enviado por Aorijia
    (Contacto Página)
    En Nanjing, un taxista que me llevó a casa de mis suegros, tocó no sé qué botoncito en el taximetro al acabar el trayecto, de manera que la cantidad mostrada se hinchó de lo lindo. Le dije que naranjas y le di la cantidad que mostró el taxímetro antes de la «magia potagia». Él protestó, yo practiqué mis tacos en nanjinés con él, y todos contentos.

    La otra única vez que subí sola a un taxi, la taxista intentó darme mal (muy mal) el cambio, pero bueno, aún me acuerdo de las matemáticas de EGB y no llegó a más la cosa (está claro que no puedo ir sin maromo por la calle; debo tener cara de pardilla).

    Sin embargo, he de decir que también me he topado con taxistas madrileños igual de astutos que éstos que he mencionado.

    Curiosamente, el único país en el que me han robado (en toda mi vida) ha sido en Noruega: Mi lustrosa bici de 40 mil pelas. Sniff, sniff… Para que luego digan.

    ~~~
    Enviado por La noche de los muertos vivientes (1)
    (Contacto Página)
    En tiempo de crisis, en los que se respira tristeza y la miseria amenaza, advierto del engeño macabro de la noche de los muertos vivientes. Cuando se conduzca por la noche y por carreteras de provincias lejanas y oscuras, prestar atencion porque puede suceder algo tan panegirico que solo es superado por las relatos de terror. En algunos lugares, pauperrimos por excelencia, cuando se produce un obito y los descendientes no disponen de los ahorros suficientes para dar unas pompas funebres al deceso, entonces se agudiza la imaginacion para que, ademas de proporcionar un entierro noble, sobren algunos dineros para recordar con cariño al extinto. El engaño consiste en transportar al recien finado a una carretera oscura y a la salida de una curva cerrada avalanchar su perecido cuerpo a los morros de un vehiculo, preferiblemente lujoso y de matricula lejana. (Sigue)

    ~~~
    Enviado por La noche de los muertos vivientes (2)
    (Contacto Página)
    Parte 2. Al rato apareceran unos lagrimeros y macabros parientes diciendo que el corvado tenia una salud excelente y que habia salido a buscar caracoles nocturnos. Como por lo general la culpa siempre es del conductor, y antes de pasar por verdugo, homicida, sacamantecas o sicario, con unos cuantos billetes de 100 bien apretados, se hace un regalo postumo al exanime, y solucionado. Pero detengase en el primer hotel a descansar porque es dificil conducir con el alma entre los dientes. Todas las historias deben acabar felizmente, incluso las más necrolatras. Al impacto del segundo atropello, el inerte corazon del difunto volvio a latir con la fuerza de un adolescente. Y ademas, como tenían algun dinero mas que el entierro, celebraron el FALSICIDIO. Esta historia esta documentada. FIN.

    ~~~
    Enviado por jorge
    (Contacto Página)
    poeta mediocre, vuelve a publicar tus versos en las baldosas de la estación de autobuses.

    ~~~
    Enviado por Sak
    (Contacto Página)
    Yo tuve un par de problemas con taxistas, y lo curioso es que los dos problemas fueron en Guilin, a la llegada al aeropuerto y a la salida.

    A la llegada lo solucionamos, quería meternos en un hotel en el que tenía comisión, en el barrio digamos menos glamouroso que había.

    A la salida la cosa no fue tan bien, pero bueno, había que coger el avión y todo así que nos jorobamos, aunque presentamos batalla.

    Eso si, los dos únicos incidentes con taxistas que he tenido las veces que he estado en China (HK incluida).

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Ah, a mí también me han dado billetes falsos, se me olvidaba, una vez uno de 50. Un taxista no quiso aceptarlo, pero no sé si lo tenía ya antes o él me dio el cambiazo sin darme yo cuenta.

    Si queréis poner más casos de timos, adelante…

    ~~~
    Enviado por Uter
    (Contacto Página)
    A mí en Pekín me pasó lo de la «pareja de artistas», justo enfrente de esa librería de 6 plantas que hay en el centro comercial de cerca de Tiananmen. Se acercaron dos chicas muy majas a nuestro grupo y se pusieron a hablar conmigo en inglés. Nos invitaron a ver sus cuadros en «una galería cercana» pero, no recuerdo por qué, no podíamos en ese momento. ¡Y yo que hasta ahora me sentía un poco mal por haber dado plantón a dos chinicas tan majas!

    ~~~
    Enviado por Nacho
    (Contacto Página)
    Yo estuve un año viviendo en Budapest y conozco a varias personas a las que le paso lo de las chicas. Eran dos gemelas bastante guapas que se te presentaban pidiendote fuego y luego se mostraban muy amables . Despues de 5 minutos hablando te decian que si te ibas con ellas a tomarte algo a un bar que conocian.
    Unos de mis amigos fueron prometiendoselas muy felices y lo unico que consiguieron fue invitarlas a unas copas de champan que no me acuerdo cuanto les costo pero fueron muchisimos forintos. Ellos obviamente se negaron a pagar pero los maromos de seguridad se mostraron muy persuasivos, ademas llamaron a la policia que obviamente estaba compinchada.
    Aqui en Beijing lo unico que me ha pasado es lo del billete de 50 falso que comentabas, ademas precisamente fue en un taxi pero creo que no nos dio el cambiazo. (el billete estaba muy logrado).

    ~~~
    Enviado por Adrian
    (Contacto Página)
    A mi me han pasado varios de estos pseudotimos.

    En Pekin, en el parque dentro de la ciudad prohibida, el de los chavales y las obras de arte, les dices que no estás interesado y pista.

    En Pekin también, cogiendo el bus para ir a Jinsaling, una señora era muy amable diciendonos que autobus tomar y todo eso para luego llegar a la estación de bus de la ciudad y tener que coger el bus local y no decirnos donde se cogia, preguntar a los oficiales de la estación y pasar de nosotros, mientras los taxistas nos perseguían. Resultó que la estación estaba al otro lado de la carretera y era muy cutre pero los conductores de autobuses estaban compinchados con los taxistas y no te dejaban subir.

    En Bali, la policía te para por cualquier motivo y te dice que tienes que pagarles o te quitan el permiso de circulación , te intentan sacar una animalada como 100$ (yo pasé, les dijen que se lo llevaran y la multa por lo máximo q puedes pagar no pasaba de 10€)

    Como estas mil más, en Asia hay tela estaf

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Sí, lo de los acorralamientos en las paradas de tren también es muy recurrido. Ojo en las estaciones que suelen ser un sitio complicado…

    ~~~
    Enviado por Julia
    (Contacto Página)
    Es cierto que existe ese timo de ser «invitado» a un restaurante para luego hacerle al hombre pagar la cuenta, otra versión parecida en China es llevar al incauto turista a una degustación de tés, con ceremonia y toda la parafernalia incluída, que luego se le hace pagar.

    ~~~
    Enviado por Pily
    (Contacto Página)
    Sobre los billetes, a nosotros ya nos avisaron que si comprábamos algún artículo a los vendedores ambulantes, que procuráramos dar el dinero justo, o que la vuelta fuera en monedas, porque era fácil que alguno fuera falso.

    Y un día en Beijing, yendo hacia una librería muy grande (puede que sea la misma que dice Uter) que hay en una calle muy ancha peatonal (y por tanto muy comercial), se nos acercaron 2 chicas hablando castellano, y querían que subiéramos a su estudio a enseñarnos unos cuadros que habían pintado. Por supuesto que dijimos que no, que teníamos prisa. Pero lo que nos chocó es que se nos acercaran a nosotros que, de acuerdo que somos una pareja occidental, pero íbamos con nuestra hija china de 10 meses; así que se veía que de turistas teníamos bién poco (aunque éso no quita que sí hiciéramos turismo en los días libres). Por supuesto entablaron conversación preguntando por nuestra hija.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Bueno, vieron que eráis visitantes que veníais a adoptar, que estabais de paso… Los timadores suelen buscar gente que no lleve mucho tiempo en un país y puedan estar menos enterados de sus triquiñuelas (que bonita palabra).

    ~~~
    Enviado por Tláloc a
    (Contacto Página)
    Todo esto me suena a «cuento Chino» se nos acaban los temas y Europa no te inspira. Mejor cuando estás en China. Por cierto a la amiga de una tia de una prima mía le pasó lo mismo. jiji
    Xin nian kuai le

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    que no que no, te prometo que es verdad… Ahora estoy en China, así que espero que te guste más lo que escriba… No es que Europa me inspire menos, sino que cuando estoy allí ando de vacaciones y tengo menos tiempo para el blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.