Tiene nombres mil

Que me disculpe Leonardo Dantés por tomar prestado el título de su canción más incalificable para hablar de algo que no tiene nada que ver con ella: los muchos nombres que tiene, para dolor de cabeza de geógrafos y locutores deportivos, la isla de Taiwán, todos ellos consecuencia de la complicada historia y del complejo estatus que tiene actualmente: el de Estado existente de facto (funciona básicamente como país independiente) pero no de iure (porque China no lo permite).

Empecemos con el más usado actualmente, que es el más obvio, Taiwán, y es probablemente el más antiguo que los chinos dieron a la isla. Hoy en día creo que es el que conocemos todos mejor, gracias sobre todo al «made in Taiwan» que está tan presente en muchos artículos de alta tecnología, bicicletas, motos…

Sin embargo, el nombre oficial de Taiwán sigue siendo el de República de China, heredando el que tenía su vecina del oeste cuando cayo el imperio Qing en 1911, y que allí se mantuvo hasta que en 1949 se cambió por el de República Popular de China. El Gobierno nacionalista del Kuomintang, huyendo de los comunistas, se refugió en la isla y en principio se consideró a sí mismo un gobierno en el exilio del régimen republicano nacido en 1911.

Este nombre puede verse, por ejemplo, en los pasaportes taiwaneses:

No obstante, desde hace un tiempo en el pasaporte también aparece la palabra Taiwán, sin que sustituya el nombre oficial…

…y en los últimos años hay grupos independentistas que han repartido pegatinas con el nombre República de Taiwán para quienes quieran tapar lo de «República de China», acompañadas de adhesivos redondos para ocultar el símbolo nacional (el sol del Partido Nacionalista Kuomintang, que fue el que derrocó la monarquía china en 1911).

De manera similar, en los sellos taiwaneses antes sólo figuraba en inglés la palabra «Republic of China» pero ahora ya se lee «Republic of China (Taiwan)».

Los que seáis más o menos de mi edad o mayores conoceréis también el nombre de Formosa, que es el bonito topónimo con el que los portugueses bautizaron a la isla cuando llegaron a ella la divisaron por primera vez con sus barcos en el siglo XVI (ilha formosa=isla hermosa). Este nombre, aunque apenas se usa hoy en día en Taiwán o en China, tuvo durante siglos mucho éxito en Occidente, no sólo entre los portugueses sino entre europeos en general (un poco como el de la ciudad marroquí de Casablanca, que también es cosa de los lusos) y en los mapas que yo hojeaba de niño aparecía con mucha frecuencia, por eso os comentaba que al menos a los de mi edad les sonaría. Lo de Formosa también se mantiene bastante para dar nombre al estrecho que separa a Taiwán y China, aunque ellos lo llaman «estrecho de Taiwán».

Éste es un mapa inglés de 1901.

Cuando yo era pequeño, no obstante, parecía que el nombre estaba cayendo en desuso, se estaba abandonando y por eso se colocaba entre paréntesis, con la fórmula Taiwán (Formosa), que también se ha usado con otros lugares, muchos de ellos curiosamente también asiáticos: Myanmar (Birmania), Sri Lanka (Ceilán), Mumbai (Bombay), etc.

Hubo incluso una muy efímera República de Formosa, o al menos así se la consideraba en Occidente, entre mayo y octubre de 1895. Los chinos habían perdido la guerra contra Japón, y Taiwán, como poco después Puerto Rico o Filipinas, creyó que esto le daba libertad para proclamar su independencia, pero ésta duró poco, lo que tardaron los japoneses en llegar con sus tropas a la isla y controlarla durante medio siglo, hasta su derrota en la Segunda Guerra Mundial. Fue una de las primeras repúblicas de Asia, por cierto.

Extracto de un diario neozelandés de junio de 1895 en el que se habla de esta república (y se dice que es «de mal gusto para la gente», hablando de los chinos de Shanghai).

La cosa se complica cuando hablamos de la representación de Taiwán en organizaciones internacionales. Para empezar, la isla, en la época en la que su gobierno aún era considerado por muchos países un legítimo Ejecutivo en el exilio de toda China, ocupaba el asiento chino en las Naciones Unidas, incluso en el Consejo de Seguridad con rango de miembro permanente y con derecho de veto. Así que los taiwaneses, entre 1949 y 1971, se sentaron detrás del letrero que rezaba China en la Asamblea General.

Tsiang Tingfu, representante de «China» (en realidad de Taiwán) entre 1947 y 1962.

En 1971 la maoísta República Popular China consiguió que la ONU aprobara darle a ella y no a los «exiliados» de Taiwán ese asiento, y desde entonces la participación de los taiwaneses en organizaciones internacionales ha sido muy complicada, porque Pekín pone muchas trabas para ello.

Un campo donde Taiwán si lo ha conseguido ha sido en el deporte, aprovechando que en organizaciones como el Comité Olímpico Internacional o la FIFA hay muchos miembros que no son en realidad estados independientes (recordemos que hay selecciones de fútbol de Escocia, Gibraltar, Tahiti, Hong Kong…). Aprovechando esa «laguna legal», Taiwán compite sola en las Olimpiadas o en las fases de clasificación mundialistas, pero tiene que hacerlo, por imperativo de Pekín, con el nombre de Taipei Chino (Chinese Taipei), es decir, que los chinos aquí ni siquiera permiten alusiones a la isla, sino sólo a su principal ciudad y capital (provincial para los chinos, nacional para los taiwaneses).

El equipo taiwanés desfila en los últimos JJOO, los de invierno de PyeongChang 2018. Por cierto, en las Olimpiadas Taiwán no puede usar su bandera habitual y tiene que usar ésta tan fea que veis aquí.
Actual posición de «Chinese Taipei» en el ranking FIFA.
También en béisbol, donde Taiwán ha llegado a ser subcampeona mundial (las siglas CT son de Chinese Taipei).

Temas deportivos aparte, la organización internacional más importante en la que Taiwán ha podido entrar ha sido la Organización Mundial del Comercio, porque China tuvo que superar unas arduas negociaciones para ingresar en ella y le toco aceptar que entrara también la isla de manera separada (de hecho ambas, China y Taiwán, entraron a la vez, el 11 de diciembre de 2001). Pero claro, Taiwán tuvo que entrar con un nombrecito impuesto por los chinos, que se «vengaron» de esta victoria diplomática taiwanesa obligando que el nombre oficial taiwanés en la OMC sea Territorio Aduanero Separado de Taiwan, Penghu, Kinmen y Matsu. No sé si los taiwaneses necesitan más sitio que el resto de los miembros de asamblea para que les quepa el cartel en las reuniones, pero he estado en la sede de la OMC en Ginebra y os prometo que cuando hablan de Taiwán en documentos o discursos oficiales utilizan esa larguísima fórmula. Penghu, Kinmen y Matsu son islitas pertenecientes a Taiwán (en Kinmen estuve hace un par de años y ya os lo conté).

La fórmula de marras, utilizada en unas conferencias comerciales en París.

A todo esto hay que añadir que en los medios oficiales chinos raramente se habla a secas de «Taiwán», mucho menos de la República de China, y se prefiere utilizar fórmulas más eufemísticas como el Taiwán chino o la provincia china de Taiwán. No son como los anteriores nombres de uso oficial, pero su empleo por medios como Global Times o China Daily es tan reiterativo que son casi denominaciones oficiosas.

Así que, recapitulando, si oís hablar de Taiwán, República de China, Formosa, Taipei Chino o Territorio Aduanero Separado de Taiwan, Penghu, Kinmen y Matsu, haceos la idea de que es básicamente lo mismo. También si os hablan de participaciones de China en las Naciones Unidas previas a 1971, de cosas ocurridas en la República de Formosa en el verano de 1895, o de la República de Taiwán que sueñan algunos independentistas isleños.

2 Comentarios

  1. Los portugueses nunca desembarcaron en Taiwán, aunque le dieran el nombre, España tuvo dos colonias en Taiwán hasta 1642, el Tamsui y Keelung, yo visité las dos, en la de Tamsui hay fuerte español, Santo Domingo, y todavía ondea la bandera española, como asentamiento Europeo más antiguo, te lo digo solo x curiosidad, es una historia poco conocida

    • Algo había oído de presencia española en Taiwán pero no sabía demasiado, ¡gracias! España estuvo mucho más en esa zona del Pacífico de lo que pensamos, no sólo en Filipinas sino también en Guam, en las Molucas…

Responder a Luis Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.