Tirando millas

No mencioné ayer, al hablar ayer de mi viaje al Templo Colgante (y otros lugares de la provincia de Shanxi) que ese paseo ha sido diferente a otros que he hecho por China. Ello se debe a que en anteriores ocasiones iba a los sitios lejanos en tren, pero en esta ocasión lo hice en auto, en el que se puede calificar como mi primer road trip en China, ya que fui copiloto y tenía todas las obligaciones de ese oficio: mirar el mapa de carreteras, poner atención en los desvíos, poner música en el CD del auto y preguntar a los viandantes cuando llegábamos a un cruce en el que no sabíamos a dónde ir.

Gracias a este road trip de tres días (en el que se puede decir que dos me los pasé en el asiento de copiloto) puedo decir de las carreteras chinas lo siguiente:

– Fuera de las autopistas, parece como si estuviera prohibido señalizar. Hay cruces en los que, si no eres de la zona, no queda más remedio que parar y preguntar al viandante más cercano. Por faltar, faltan hasta letreros de algún tipo que señalen el nombre del pueblo por el que uno cruza: a veces, una pintada o una tienda en la que sale el nombre del lugar son lo único que salva a muchas localidades chinas del completo anonimato.

– No hay país con peajes más cansinos: en China no sólo te cobran por usar las autopistas. Al parecer, cobran por usar cualquier carretera, camino o senda, aunque sea de carácter comarcal. Es cierto que a veces son precios muy bajos, de apenas 10 yuanes (1 euro), pero eso de estar teniendo que pagar cada vez que cambias de vía y parando en taquillas de peaje es un poco agotador. Por cierto, si vais en auto por China, llevad abundante suelto…

– La noche en las carreteras chinas es para los oyentes de Encarna (de noche): es realmente impresionante ver como las autopistas, al caer la tarde, se ven de repente invadidas por cientos de camiones que llevan su carga a todas partes de China. No sé muy bien a que se debe (quizá a que los camiones tienen prohibido circular de día, o algo así), pero el caso es que el tráfico rodado cambia completamente del día a la noche. Por cierto, que me pilló un atasco de camiones, y cuando ya me estaba cansando de esperar, bajé del auto, caminé unos 300 metros por entre vehículos de gran tonelaje con chóferes desesperados, y descubrí que el atasco lo formaba un camión parado sin aparente razón alguna. Grité a su conductor: «¿Pero por qué estás parado?», él me dijo «ups, perdón, me voy a mover», comenzó al instante a conducir, y de esta forma tan sencilla como absurda desbloqueé por primera vez en mi vida un atasco. ¿Puede China algún día dejar de ser kafkiana?

– El arcén es oficialmente un carril de adelantamiento: no me queda ninguna duda, a veces hay tantos autos adelantando por allí que se forman caravanas en los arcenes. Yo casi diría que van a incluir esto en el código vial chino. Es más, hasta nosotros lo usamos una vez para adelantar.

– La relajada lectura que muchos conductores chinos hacen del código de la circulación se compensa por el hecho de que conducen a velocidades bastante lentas, y el peligro disminuye. Probablemente si respetaran más las normas podrían correr más, pero así lo quieren de momento… Que no corran más, que con 300 muertos en las carreteras chinas al día (de media) no queremos más desgracias.

En fin, pese a mis quejas, he de decir que este largo viaje por carretera, mapa en mano, no se me hizo especialmente largo, y que circular por las carreteras comarcales de Shanxi y Hebei, parando en restaurantes de carretera donde sirven deliciosa carne de burro, tiene su encanto y es una magnífica experiencia.

1 Comment

  1. Enviado por Pablo
    (Contacto Página)
    ¿Carne de burro? :-O Entonces, ¿no es verdad que «de lo que se come se cría»? 😉 (¿no hay ningún proverbio chino equivalente?)

    ~~~
    Enviado por jazmine
    (Contacto Página)
    carne de burro? pero es que no es delito acaso?

    ~~~
    Enviado por yolanda
    (Contacto Página)
    q va…dicen q es delicioso aunq no he probado yo pq me sabe raro extranyo..como la de Snake….

    cuidate con las sendas igual viven los bandidos..pero ellos solo nos cobran por el camino como los de peajes..y muxo mas barato…2 yuan…me lo paso cnd viaje al centro de sichuan ..q susto me dio el primer dia la guia me recibio por el aeropuerto y me llevo via la sendita en q vigilan los bandidos….

    ~~~
    Enviado por woshi xinrenwang
    (Contacto Página)
    es mejor la de camello

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    yolanda: ya había oído lo de los bandidos (mejor diría yo «salteadores de caminos»), también en zonas tibetanas… un conductor que ha viajado de Pekín al Tíbet me contó que incluso destruyen el asfalto para que la gente pare, y llegan a cobrar hasta mil yuanes a los conductores.

    sobre la carne de burro que tanto os sorprende, tengo entendido que es el plato más típico de la provincia de Hebei, la que rodea a Pekín.

    ~~~
    Enviado por daniel CDMs
    (Contacto Página)
    muy buen post! no sabia nada sobre el tema y ahora ya se algo.
    Me he reido mucho con lo del atasco y el hombre feliz parado jaja.

    Un saludo.

    ~~~
    Enviado por Aorijia
    (Contacto Página)
    Me ha encantado la anécdota del atasco 😀

    ¡La carne de burro es un manjar!

    ~~~
    Enviado por Pily
    (Contacto Página)
    No he podido por menos que sonreir durante todo el post, pero el remate ha llegado con el atasco de camiones, ¡increíble a lo que puede llegar la circulación en Asia! (porque hablando con gente que ha estado en otros países, deben de conducir igual de mal en todos).

    Lo de «salteadores de caminos» me recuerda a la España de la postguerra, y concretamente a la película «El bosque animado», el papel que interpretaba Alfredo Landa: feldes…. (no me acuerdo bién del final del nombre).

    Sobre la carne de burro, nunca había oído que se comía, pero por qué no, ¿es parecida a la de caballo?; lo digo por la familiaridad entre ellos.

    Ahora que llega el buen tiempo, tienes que salir más a menudo, para que puedas contarnos estas aventuras, y de paso conocer China, ¡claro está!

    ~~~
    Enviado por caballo bonito
    (Contacto Página)
    Carne de burro? Que canibal!!! 🙂

    ~~~
    Enviado por Kusy
    (Contacto Página)
    Quier felicitarte por tu magnifico blog, te sigo desde hace meses.
    Soy de Perú y aqui tambien se come carne de burro en la provincia de Nasca donde se hacen unos riquisimos sanguches de burro.
    recomendable, tiernecita mmmm.
    Felicitaciones nuevamente ChCh, gracias por acercanos al mundo chino 🙂

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    tambien me han contado que en Espanha se hace cecina de burro, asi que tan raro no es…

    me alegro que os gustara la anecdota del atasco, la verdad es que fue un momento para enmarcar.

    ~~~
    Enviado por yolanda
    (Contacto Página)
    hasta mil????jooo.pobre conductor..diria yo el q viaja a Tibet tiene huevos…para mi ..es un quere pero no poder..y luego pasando dias sin duchar….

    ~~~
    Enviado por Irene
    (Contacto Página)
    jeje,muy bueno este post…
    tuve la oportunidad de comprobar como conducen por estos lares (provincia de Guangdong) y la verdad es que lo pasé peor que todas las veces que he estado por el sur de Italia (que ya es decir)…
    una fiel seguidora de este blog.-

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    pues yo casi lo pase peor en Italia, donde curiosamente tambien hice un road trip hace anhos. Tampoco conducia, pero fue algo similar… CDs de musica italiana, millas y millas… y miedo en la horrorosa carretera italiana. Pero Italia es grande…

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.