Trece tristes tigres

La semana pasada, China estuvo inmersa en las sesiones anuales de la Asamblea Popular y la Conferencia Consultiva, en teoría unos días muy importantes -y aburridos hasta decir basta- en los que los comunistas deciden las políticas a seguir en todo el año. Mucho se debatió y se prometió, pero todo quedó eclipsado por los truculentos sucesos ocurridos al mismo tiempo en un zoológico de la ciudad de Shenyang.

Las noticias han ido evolucionando día a día, y adquiriendo cada vez tintes más y más dramáticos. Comenzaron a principios de la semana pasada, cuando se informaba de la muerte por pura hambre de 11 tigres siberianos en el zoo. Un día después se revelaba que los felinos fallecidos eran 13, pues a los muertos de inanición se unían dos que, también acuciados por el hambre, atacaron a los cuidadores y fueron sacrificados por ello.

Poco después, ya a finales de la semana, se sabía que en el zoo no sólo habían muerto tigres, sino también leones, monos, camellos, avestruces… Todos de hambre, porque el zoo por lo visto estaba en unas condiciones financieras penosas.

Finalmente, ayer, lunes, en otro capítulo de este drama faunístico que a saber dónde terminará, un diario chino aseguraba que los animales habían muerto porque los cuidadores del zoo, que llevaban 18 meses sin recibir sueldos, habían decidido dejar de ocuparse de ellos a modo de protesta. Una nueva y bastante innoble versión de las huelgas de hambre que se están poniendo tan de moda en los últimos tiempos, y que ha tenido consecuencias bastante terribles para los animales de ese lugar.

La noticia ha llegado precisamente en el Año del Tigre, lo que confirma la existencia de una suerte de «maldición del horóscopo chino», que dicta que en cada año del calendario lunar oriental su animal protagonista las pasa canutas (esto está más que demostrado en este post).

El caso también ha abierto en China un debate en torno a los zoos, al cuestionarse si en ellos se cuida bien a los animales, y si es necesario tener tantos parques con animales encerrados en el país, donde cada capital provincial suele tener uno (y a veces alguna reserva en las afueras). Son zoos en general bastante tristes, incluido el de Pekín, donde a los animales no se les ve muy contentos, y menos en invierno, cuando los visitantes disminuyen, los ingresos también, y el trigo para los tristes tigres todavía más.

Ya veis, en España estáis con el debate de las corridas de toros, en China con el de los zoos. En todas partes cuecen habas, menos en la cocina del zoo de Shenyang.

1 Comment

  1. Enviado por mar
    (Contacto Página)
    En el zoo de Shanghai pasa un poco lo mismo: el oso panda está muy sucio y tiene muy poco espacio en su jaula. Dá mucha pena verlo. Los elefantes están dentro de un recinto pequeño y oscuro y no paran de moverse de un lado a otro.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Pobre panda shanghainés, debe tener su pelaje blanco de color negro, y su pelaje negro de color blanco 🙁

    ~~~
    Enviado por Lego y Pulgón
    (Contacto Página)
    Cuando estuvimos en Shanghai estaba prevista una visita al zoo. Tengo una muy mala imagen de los chinos (malditas generalizaciones, son injustas, pero a veces muy fundadas)en lo que respecta a su trato a los animales. No me refiero a que se coman todo bicho viviente, eso me parece una adaptación al medio ejemplar. Pero si me da la impresión de que, en general (y eso es muy osado decirlo acerca de millones de chinos), son bastante insensibles al sufrimiento animal. Así que yo no quería ir al zoo. Al final la guia (y el traidor del Pulgón) me convencieron de que había unos jardines muy bonitos, y que valia la pena ir. Como Shanghai es una ciudad tan moderna y tan «escaparate» me engañé a mí misma pensando que estaba equivocada e iba a tener que tragarme mis palabras.
    Lo que me tragué fue un montón de nudos de sabor salado, conteniendo las ganas de llorar en mi dia más triste en China.

    ~~~
    Enviado por An
    (Contacto Página)
    Soy partidario (en la china y aqui) que solo queden zoos de calidad y que los mismos sean además garantes de la pervivencia de las especies que tienen…Cada vez que entro en el zoo de Vigo me deprimo…pero los sobrinos piden y piden…pobres animales. Saúdos e apertas

    ~~~
    Enviado por sa ve al
    (Contacto Página)
    A mí los animales me gustan en libertad, porque así, igual que las personas, pueden defenderse, sobrevivir y ser lo que son y como son.

    ~~~
    Enviado por Tierrademayo
    (Contacto Página)
    Cada día me resulta más difícil leerte. Qué coñazo lo de Internet por estos lares y qué pena lo de los zoo’s. A mí se me ponen los pelos de punta cuando veo a las tortuguitas en el Trust Mart en sus redes individuales.

    Por cierto, no sé si alguna vez lo has comentado; pero en China he visto un montón de números en el suelo de las calles. Al principio pensé que eran simples referencias durante la construcción pero por lo visto y según diferentes versiones esos números son servicios de lo más variado.

    Me han dicho que son anónimos que te falsifican certificados o documentos, otros te hacen un test de venéreas para no perder la cara en el médico y supongo que estos personajes al filo de la ley tiene una oferta con un largo etcétera por descubrir…

    ¿Alguien puede darme más pistas?

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Tierrademayo: casi me da un síncope al leer tu primera frase, he estado por dejar el blog y retirarme a un monasterio (luego ya he entendido que hablabas de la censura internetera).

    Pues sí que he hablado de las pegatinas en los suelos, y otras formas de publicidad curiosas en China. Aquí tienes el enlace donde lo hice:

    http://chinochano.zoomblog.com/archivo/2006/06/08/y-ahora-unos-minutos-patrocinados.html

    (Qué gran bibliotecario de mi propio blog soy).

    Sobre el tema del post, de acuerdo con vosotros en que los zoos sí, pero pocos y de calidad, que los animales puedan triscar por ellos casi como en su hábitat. Tengo entendido que uno de los mejores en este sentido es el de San Francisco (mi fuente es la legendaria película «Madagascar», de todos modos).

    ~~~
    Enviado por Vanessa
    (Contacto Página)
    yo estuve en el zoo de Chongqing, y la verdad que era un poco triste…

    ~~~
    Enviado por aorijia
    (Contacto Página)
    Qué pena, por Dios. También coincido con vosotros: mejor pocos zoos de calidad, que muchos que sean una tortura para sus habitantes forzosos.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    La novedad en el asunto es que ahora dicen que los cuidadores vendían los huesos de los animales para hacer licor, muy apreciado por las virtudes medicinales que al parecer tienen las osamentas de tigre.

    Y que ya se debate la posibilidad de nuevas leyes para los zoos chinos.

    ~~~
    Enviado por amdu
    (Contacto Página)
    teniendo en cuenta el estado bastante lamentable en que está todo en Shenyang, no me extraña. El jardín botánico deja bastante que desear. Y la Ciudad Imperial… un lugar con tantos siglos de historia. Y es de lo mejorcito. Siempre me ha llamado la atención esa ansia por construir y ese desinterés por conservar.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    tendrán que cambiar tarde o temprano la estrategia si no quieren matar la gallina de los huevos de oro…

    ~~~
    Enviado por Encrypted
    (Contacto Página)
    Los zoos no deberian existir. Los animales pasan su vida encerrados en pequeños espacios. Hay que reflexionar dos minutos y darse cuenta de lo cruel que es.
    Los animales no son objetos y no se pueden usar para nuestro beneficio, igual que estamos en contra de la esclavización, tráfico de humanos, etc.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    ayer mismo informó China del cierre de creo que son 50 zoos que no ofrecían condiciones animalitarias suficientes. Buena noticia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.