Trepando por un bollo

En muchos lugares de Occidente existe la tradición festiva de plantar un palo o tronco -y a veces untarlo de aceite o grasa- para que los jóvenes trepen por él e intenten subir hasta su extremo más alto, donde suele haber un premio para el más rápido y audaz. En España y otros países de habla hispana se suele llamar a este juego cucaña. También «mayo», porque muchas veces este juego se celebra en la llamada festividad de los Mayos, coincidiendo con el inicio del quinto mes de nuestro calendario.

«La cucaña», de Goya.

Casualidades de la vida, en Hong Kong se celebra un festival taoísta también en mayo y en el que se celebra un concurso muy similar, en el que hay que subir por una columna lo más alto posible en pos de un premio. Sin embargo, en el caso hongkonés el premio es un bollo (baozi, en mandarín), y toda la columna por la que trepan los concursantes está cubierta de bollos.

Esta curiosa celebración se llama Festival de los Bollos de la isla de Cheung Chau, y coincide con la fecha en la que los budistas celebran el cumpleaños de Buda (octavo día del cuarto mes lunar, fecha que suele caer en el mes de mayo del calendario occidental, aunque el día varía). Los jóvenes trepan por una columna de bollos en un templo, y el que consiga el bollo situado a mayor altura será especialmente afortunado en ese año.

Esta fiesta ha pasado mucho tiempo descafeinada, ya que durante casi 30 años se canceló el juego. La razón es que en 1978 la columna con los bollos se cayó, causando 100 heridos, y se decidió no volver a celebrar el juego por el peligro que entrañaba. Sin embargo, en 2005 se recuperó la costumbre, aunque reduciendo el número de escaladores para que el sobrepeso no cause otro disgusto.

Una de las razones de que la festa se reinstaurara fue su mención en una película de dibujos animados hongkonesa que en 2001 tuvo mucho éxito local e internacional, «Mi Vida como McDull». Cuenta la historia de un cerdito que, entre otras cosas, quería ser campeón olímpico de escalada de columnas de bollos (sin importarle el hecho de que esta escalada no está por ahora en la lista del COI).

Si podéis ver esa película, os la recomiendo, al principio parece para niños de teta pero creo que en realidad el filme lo disfrutan y entienden mejor los adultos (además, por lo que vi a veces es demasiado triste para niños).

Además de por los bollos, la fiesta hongkonesa de Cheung Chau tiene otra peculiaridad, el llamado «desfile en el aire», en el que los niños de la isla, vestidos de personajes históricos y legendarios de la antigua China, desfilan sobre unas estructuras especiales de tal manera que parecen estar flotando.

No he estado nunca, lamentablemente, en este «desfile aéreo» de Hong Kong, pero vi algo muy parecido en Pekín hace unos años, así que os pongo las fotos que tomé entonces, para que os hagáis una idea. Es bastante espectacular, y todavía no tengo muy claro cómo se hace para que los niños «floten» de esa manera (¡sobre todo, que se estén tan quietecitos allí en lo alto!).

1 Comment

  1. Enviado por Valeria
    (Contacto Página)
    como dato curioso, al juego q mencionaste al principio del post se lo conoce en Ecuador (y seguramente también en otras partes de latinoamérica) como el palo encebado.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    ¿Encebado, o ensebado?

    ~~~
    Enviado por Valeria
    (Contacto Página)
    Lo siento, lapsus brutus, ensebado.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    no pasa res…

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.