Trigo en la jungla (de cristal)

Un rincón aún no demasiado conocido de Pekín, pero bastante interesante, son los Graneros Imperiales de Nanxincang, una plazuela de edificios tradicionales escondida entre rascacielos y casas modernas.

Nanxincang eran, en efecto, el lugar donde se guardaban desde el siglo XV el arroz y el trigo que se consumían en la Ciudad Prohibida en tiempos de las dinastías Ming y Qing. En la época de la República fue depósito de armas, y en las primeras décadas del comunismo, unos almacenes para tiendas próximas. Ahora, el lugar es una isla de arquitectura tradicional en una de las avenidas más importantes de Pekín, la de Dongsishitiao, y desde hace cosa de tres o cuatro años es sede de galerías de arte, restaurantes y algún que otro night club. Cosas de la vida: donde antaño había sacas de arroz polvorientas, ahora están los más pijos de la capital.

En el área de Nanxincang dicen algunos que se puede comer el mejor pato laqueado de Pekín, en el restaurante de Da Dong, aunque esto me suena de haberlo mencionado ya en la Guía Chinochelín. Allí también se sirve un rabo de toro que casi se diría traído de la misma España. Al lado está el club Rain, mu fino y mu apañao. También se puede escuchar ópera tradicional en uno de los graneros, que ahora se llama The Peony Pavillion y no ofrece ópera de Pekín, como suele ser de rigor en la ciudad, sino ópera kunqu, que es según dicen la forma artística original de la que deriva la pequinesa, todavía más ancestral (y más rara para un occidental).

Hala todos para Nanxincang, que siempre se olvida la gente de visitarlo.

1 Comment

  1. Enviado por MarioR
    (Contacto Página)
    Doy fe, el Da Dong es impresionante (imperdonable no comer pato laqueado en él). Hay que tener un poco de paciencia para coger mesa pero merece la pena. Ya puesto, recomiendo el hotel en el que siempre me quedo en Pekín y que está a 100m del restaurante. Es el Zhaolong, muy buena relación calidad/precio y muy bien situado. Por cierto, a ver si encuentro la tarjeta del otro restaurante en el que me gusta comer pato laqueado. Saludos.

    ~~~
    Enviado por An 安
    (Contacto Página)
    Interesante lugar, si señor—lo anotare por si algun día soy afortunada y puedo visitar la zona. Saúdos e apertas

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    An: ¿afortunada? Siempre pensé que eras un lector… qué cosas!

    MarioR: es cierto lo de la paciencia, no hay sitio con más cola para comer allí en todo Pekín. Qué éxito, madre mía.

    ~~~
    Enviado por Sak
    (Contacto Página)
    Interesante que aún existan lugares así entre marañas de edificios gigantescos del siglo XXI.
    La próxima vez que vaya a Pekín será visita obligada, y el pato también, por supuesto.

    PD: Tienes que hacer una guía de Pekín sin falta.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    bueno, si miras la sección «Pekín, esa ciudad», es prácticamente una guía…

    ~~~
    Enviado por Sak
    (Contacto Página)
    Si, pero una física, seguro que sería mucho mejor que las que venden por aquí.
    Yo la compraría fijo.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    gracias, aunque de momento, mi tiempo no da para más…

    y más ahora que estoy viciao al Travian

    http://www.travian.net/?uc=netx_57934

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.