Último teletipo

Aunque contractualmente hablando soy redactor de la Agencia Efe en Pekín hasta finales de este mes, en la práctica mi último día de trabajo fue el pasado viernes. El último día de mis casi 17 años como periodista en China fue algo gris: porque llovía y había smog, porque la agencia estaba medio vacía ya que muchos compañeros estaban cubriendo cosas lejos de Pekín, y porque debido a la proximidad de las vacaciones chinas del 1 de octubre no había muchas noticias que rascar.

Pese a ello, cuando llegó la hora de poner fin a mi carrera como reportero de la cuarta agencia mundial en China lo celebré con esta foto.

Con ese salto pongo fin a una etapa en la que he estado en cinco oficinas distintas de Efe Pekín (la última vez que nos mudamos fue hace pocos meses), he tenido seis jefes y alrededor de medio centenar de compañeros, entre españoles, chinos y latinoamericanos. Toda una vida, o media por lo menos.

La última noticia que escribí, no me duelen prendas en decirlo, fue un refrito del diario South China Morning Post, sobre la guerra comercial de las narices y los efectos de ella en el turismo chino a Estados Unidos. Empezaba así:

Baja el número de turistas chinos en EEUU en medio de la guerra comercial    Pekín, 28 sep (EFE).- El número de turistas chinos que visitará Estados Unidos en la semana de vacaciones del Día Nacional de China, del 1 al 7 de octubre, será sensiblemente menor que el año anterior, lo que muestra que este sector también está siendo víctima de las tensiones comerciales entre los dos países. 

Según informa hoy el diario South China Morning Post, la web de búsqueda global de vuelos Skyscanner evidencia una dramática caída del 42 por ciento en los viajes por avión contratados desde China a EEUU respecto a la misma semana del año pasado, en un momento de crecientes tensiones entre Pekín y Washington que también se han contagiado a lo político y lo militar. 

Lo que son las cosas: la primera noticia que escribí para Efe Pekín, el 9 de octubre de 2001, también fue un refrito del South China Morning Post, aunque con una temática bien diferente, casi opuesta:

Arrojados cadáveres de 26 inmigrantes chinos al Mar Amarillo    Pekín, 9 oct (EFE).- Los cadáveres de 26 inmigrantes chinos que murieron asfixiados cuando trataban de entrar ilegalmente en territorio surcoreano fueron arrojados al mar desde un pesquero surcoreano en aguas del Mar Amarillo, informó hoy la prensa local. 

Los 26 desaparecidos formaban parte de un grupo de 60 polizones chinos que viajaban en el pesquero Taechang-ho, informa el diario “South China Morning Post”, editado en Hong Kong. 

Resulta interesante comparar las dos noticias: hace 17 años los chinos protagonizaban noticias sobre emigración a otros países, huyendo de la pobreza, y ahora se habla mucho más de los chinos como turistas que gastan más que nadie a los lugares a los que van, y por ello muchos países emprenden campañas para atraerlos. Está claro que siempre habrá de todo, pero a finales del siglo pasado cuando pensábamos en los chinos que salían de su país lo que primero nos surgía en la mente eran emigrantes dispuestos a trabajar de lo que fuera en insalubres talleres de ropa, y ahora lo primero que pensamos es en la clase media-alta yendo a los duty-free de los aeropuertos de todo el mundo a gastarse el dinero en ropa y perfumes de marca.

Reconozco que no escribí en 2001 muchas más noticias sobre emigrantes chinos a otros países, quizá porque muchas de ellas se producían en los países de destino. En China, no obstante, usábamos mucho en las informaciones de entonces la expresión “cabeza de serpiente” como sinónimo de un jefe de una mafia china que llevaba emigrantes escondidos a otros países. Creo que hoy día casi nadie usa esa expresión o la conoce entre la prensa acreditada en 2018, así es como van cambiando las cosas. Conviene recordar que cuando llegué a China había pasado recientemente el horroroso suceso de Dover, en el que 58 emigrantes chinos que intentaban entrar en Reino Unido murieron asfixiados dentro de un cajón que transportaba tomates, y quizá por ello el tema seguía estando muy en boga en los medios.

A veces da la impresión de que la vida pasa monótona y sin cambios, pero cuando echas la vista atrás y comparas, descubres que nada sigue igual. Cuando me preguntan si China ha cambiado mucho durante mi estancia suelo responder que no tanto y que en mi opinión ha cambiado mucho más España, quizá porque estando dentro de China no me doy cuenta de lo rápido que se mueve, de la misma manera que no notas desde el interior cómo se desplaza un automóvil o un avión.

Quizá cuando deje China ella avance como una exhalación, como ese coche o ese avión. Veremos.

10 Comentarios

  1. Pues no puedo contar más porque aún no lo sé ni yo… estoy buscando trabajo, a poder ser en España, y no me importaría seguir en Efe pero todo está en el aiRe.

    • Vaya! Pues mucha suerte! Si te digo la verdad, los chinos no me caian demasiado bien pero con las cosas que has contado en tu blog veo que es un pais muy interesante y quizá haya aprendido un poco a entender la cultura y a sus gentes. Muchas gracias!

      • Me alegro… los chinos pueden ser gente tan buena o tan mala como cualquiera, no son especiales en eso. Es la barrera idiomática la que a veces nos separa, más que otra cosa. Si ellos hablan tu idioma, o tú el suyo, muchos de esos prejuicios se pueden derribar.

  2. La situación en China ha cambiado enormemente, pero las bases (y tus fuentes) siguen siendo las mismas.
    Disfruta estos últimos días. Te echaremos de menos…por ahora, espero

    • Sí, las fuentes han sido siempre escasas… pero prometo que no siempre usé el SCMP u otros diarios como fuente, también hice cosas propias!

  3. Felicitaciones!!Toda una vida, tus contribuciones realmente han sido sumamente valiosas en el conocimiento de China en toda America Latina, y en el desarrollo de las relaciones comerciales y culturales, y sin duda han sido tomadas en cuenta por estudiantes, empresarios y personas de las mas diferentes profesiones, y tu blog ha sido sin duda un lugar donde encontrar valiosa informacion, y acercarse a conocer a este pais fascinante.
    Estoy seguro que tu dedicacion de tantos anios en la prestigiosa agencia EFE, a la que has realizado tan valiosos aportes te seran sumamente utiles en esta nueva etapa. Me uno a la opinion de una blogista, quien sugirio que estos anios inolvidables en los cuales has sido testigo cercano de una etapa de desarrollo decisivo de China se vean reflejados en un libro, que parte pueda ser una memoria de tus viajes y refleje tus ricas experiencias, y pueda permitirte consolidar y compartir el conocimiento que has acumulado en estos anios, y de esta manera ser conocido en toda Espania y porque no, a traves del alcance que tienen las casas editoriales de tu pais, a lo largo y ancho de America Latina.Te envio mis mas fervientes deseos de exitos y de nuevo, sientete orgulloso de tu trabajo, y del conocimiento que has compartido con tus seguidores y a quienes has guiado e inspirado durante todos estos anios de tu estancia en China.

  4. Gracias Marcelo! Espero haber podido aportar algo, y que mis años hayan servido para acercar mundos, aunque es imposible medir eso… Ojalá. Escribir un libro requiere tiempo y dedicación, pero si en los próximos meses dispongo de ambas cosas (señal de que no encuentro trabajo) pues es una cosa que puedo hacer… ¡Veremos! Un saludo afectuoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.