Un aeropuertazo para celebrar 70 años

La semana pasada estuve bastante liado en esta web con el «monográfico» sobre las Guerras del Opio, así que pasé por alto las celebraciones que el 1 de octubre hubo en China por el 70 aniversario de la República Popular, que incluyeron el clásico desfile militar en Tiananmen. De todos modos, ya os conté cosas sobre este tipo de desfiles hace 10 años, cuando estuve en el que se organizó por el 60 aniversario, y por lo que vi en las imágenes de hace unos días, me da la impresión de que el de esta ocasión no fue muy diferente: los comunistas chinos son muy tradicionales en este magno evento que se celebra cada 10 años, innovan lo justo, y aunque son muy impresionantes estos desfiles, me da la impresión de que visto uno, vistos todos (salvo que seas un friki del armamento, porque las armas sí que van cambiando, obviamente).

Para desfiles novedosos, el que cinco días después hubo en mi Huesca natal por los 175 años de la Guardia Civil: fue mucho más pequeño que el de Pekín, está claro, pero los oscenses estamos poco acostumbrados a este tipo de parafernalias, y además fue justo al ladito de casa de mi hermana.

Aparte del desfile en Tiananmen, también se puede considerar como parte de las celebraciones por el 70 aniversario del régimen comunista la inauguración el 25 de septiembre del nuevo aeropuerto de Pekín, situado en el distrito de Daxing, al sur de la capital. El presidente chino, Xi Jinping, fue el gran invitado de honor al acto de apertura del aeropuerto, una obra póstuma de la famosa arquitecta iraquí Zaha Hadid.

Como veis, tiene forma estrellada (creo que ya lo han apodado «la estrella de mar») y con 700.000 metros cuadrados es uno de los edificios más grandes del mundo en cuanto a planta, creo que sólo lo supera una planta de ensamblaje de automóviles rusa. Y es, por supuesto, la mayor terminal aeroportuaria del planeta.

Por dentro, el edificio tiene las clásicas formas blancas y sinuosas que hicieron famosa a Zaha Hadid, con obras como el Pabellón Puente de Zaragoza, la hermosísima Ópera de Cantón o el Galaxy Soho que durante años tuve al lado de mi casa pequinesa.

El mismo día de la inauguración Pekín cerraba su aeropuerto más pequeño, el de Nanyuan (también en el sur de la ciudad, yo lo usé una vez y era francamente incómodo el transporte hasta allí), por lo que el que hasta ahora era el «grande» de la capital, el Aeropuerto Internacional, será ahora el «pequeño», y el de Daxing pasa a ser el principal, aunque me imagino que muchas aerolíneas seguirán usando el más antiguo y se irán trasladando al nuevo poco a poco.

Resulta alucinante lo rápido que se ha quedado pequeño el aeropuerto internacional, y eso que fue hace apenas una década (en 2008, para los Juegos Olímpicos) cuando éste inauguró una tercera terminal diseñada por Norman Foster. Tras ello se convirtió en el segundo aeropuerto del mundo en tráfico aéreo, sólo por detrás del de Atlanta, y superando en los últimos años los 100 millones de pasajeros anuales. Pekín, que a principios de siglo no estaba ni entre los 30 principales destinos aéreos del mundo, va a intentar ahora superar los cerca de 170 millones de pasajeros que cada año usan los seis aeropuertos de Londres, o los 140 millones que pasan por las instalaciones aeroportuarias de Nueva York.

Terminal 3 del Aeropuerto Internacional de Pekín, diseñada por Norman Foster e inaugurada en 2008.

No tuve el gusto de ver las obras del Aeropuerto de Daxing, pero sí que hice algún reportaje de la gente que fue echada de ese humilde y hasta ahora muy olvidado distrito del sur de Pekín para hacer sitio a la enorme infraestructura que allí se estaba construyendo. Imagino que cuando regrese a la capital china, un año de éstos, aterrizaré allí y me maravillaré de la moderna instalación, pero me sentiré triste, por ejemplo, de la desaparición en esa zona del último baño público que hubo en la capital china, homenajeado en la mítica película «La Ducha».

4 Comentarios

  1. Yo estuve en el baño público de la peli «La ducha» hace unos tres años. Estaba al lado del aeropuerto de Nanyuan en un barrio muy curioso porque parecía que estabas en un pueblo ya en las afueras cuando de hecho algo más al sur tenías todavía barrios modernos como Xihongmen o Gaomidian. ¿De verdad el aeropuerto de Daxing ha provocado su cierre? Si es así me da también bastante pena, aunque el sitio era más que vetusto, siendo benévolos.

    • Para serte honesto, no te puedo asegurar que hayan cerrado el baño público, yo lo visité hace unos años y ya entonces estaba en peligro por los planes de rehabilitación de la zona, pero en realidad no he regresado allí y no sé exactamente qué pasó después. Si alguien en Pekín nos puede confirmar si sigue allí o no, lo agradeceríamos…

  2. Da la casualidad que voy a Pekin a final de mes pero vuelvo ya en Noviembre y me cambiaron el vuelo de vuelta que salía del aeropuerto internacional al nuevo aeropuerto. Así que visitaré los dos: el que ahora se ha quedado pequeño y el nuevo.

    Por lo menos British Airways parece que se mueve al nuevo aeropuerto muy rápido.

    • Imagino que las primeras en trasladarse serán las grandes aerolíneas chinas, aunque la terminal 3 del Aeropuerto Internacional también está bien… y la 1 y 2 son como las de Madrid: menos glamourosas, pero hay que andar menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.