Un juego que te causará un flechazo

Hace unos meses hablé de Tik Tok, una de las primeras apps chinas que está triunfando a nivel internacional, hasta el punto de que ya puede considerarse una red social -en general de gente muuuuy joven, danzarina y con flexibilidades que yo ya no tengo- y de que ya hay gente que se define como «tiktoker», de manera similar a los instagramers, los tuiteros o los youtubers.

Hoy traigo aquí otra app china que está teniendo también bastante popularidad este año, aunque se trata de un vídeojuego para smartphone, lo que la convierte en algo casi inédito en el mundo chino de la programación: me refiero al juego Archero.

Archero es un juego ARPG (action role play game), en el que un personaje va mejorando sus armas y armaduras conforme se va jugando más y más, y tiene que luchar contra cientos, miles de enemigos a flechazos.

Así tengo yo mi Archero (es el juego al que estoy enganchado en los últimos meses, pero al menos con él he abandonado los demás).

Los desarrolladores del vídeojuego son, como muchas veces ocurre en este sector de las apps jugables, una empresa muy pequeña al parecer registrada en Singapur pero que en realidad tiene a sus empleados y programadores en Pekín: Habby, que al parecer es un intento de mezclar las palabras «happy» y «hobby».

Una de las particularidades del juego es que el jugador no tiene que hacer nada para que su personaje dispare: éste lo hace él solo, constantemente, siempre que esté parado en un lugar de la pantalla. Esa pantalla es vista desde arriba, otro punto creo que bastante original. Sólo hay que mover al personaje de un lado a otro, por tanto, pero esa aparente sencillez no impide que Archero sea un juego terriblemente difícil ya veces exasperante por la velocidad con la que te aparecen enemigos que disparan cosas o se abalanzan sobre ti según vas avanzando.

El juego apareció en la primavera de este año, y parte de su éxito, hay que admitirlo, se debe a que contrataron o convencieron a uno de los influencers más famosos del mundo, el youtuber Pewdeepie (la versión sueca del Rubius, para que os hagáis una idea si sois cuarentones) para que hablara del juego en uno de sus vídeos e incluso hiciera que su esposa y también influencer Marzia jugara con él. Sí, este es el mundo del siglo XXI que ya no vamos a entender los que tenemos cierta edad.

Entre esta publicidad y que es un juego creo que original, apasionante y adictivo, Archero se ha convertido en una de las apps más descargadas del año, y creo que está nominado a algún premio al mejor juego de 2019, aunque no sé si se los llevará finalmente o no. Su popularidad ha hecho que haya muchas entradas en internet escritas por fans con trucos para poder superar las difíciles pantallas del juego, e incluso hay un canal de Youtube íntegramente dedicado a este juego, grabado por una fanática jugadora de rasgos orientales pero que creo que es norteamericana.

Un pero del juego para mí gusto es que no lo puedo usar más que en un país: cuando estoy en mi casa de Francia me funciona, pero al pasar la frontera para mi lugar de trabajo en Suiza, deja de funcionar. De todos modos no creo que muchos estéis constantemente cruzando fronteras como a mí me pasa, y en el fondo eso ayuda a que mi productividad no baje.

No es el típico juego que te bombardea a vídeos entre partida y partida para gastarte datos y tiempo, aunque si optas por ver algunos que te ofrecen, puedes ganar más puntos necesarios para mejorar a tu o tus personajes.

Como decía antes, es uno de los primeros vídeojuegos chinos que llega al mercado internacional, o al menos eso creo sin ser demasiado experto en el tema. China nunca destacó demasiado en la programación de juegos para consolas, porque entre otras cosas éstas estuvieron prohibidas muchos años en el país por temor a que causaran adicción en los niños. Sin consolas, lo que se desarrolló más en China -y lo que enganchó a los niños- fueron los juegos para ordenador y los de internet en línea, pero sus temáticas fueron siempre muy locales y poco exportables (juegos épicos sobre antiguas dinastías chinas, otros de guerra en los que había que matar japoneses, etc). Con el auge de los smartphones, y con iniciativas como Archero, parece que China tiene por fin un hit internacional en los juegos, a ver si vienen más.

Y hasta aquí mi artículo de Micromanía, la próxima vez les hablo de Monkey Island.

¡Sé el primero en comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.