Un posible destino para Lopetegui

Sigo haciendo tiempo mientras terminan los papeleos y los preparativos para salir de China, con excursiones cada vez más cortas porque el tiempo es cada vez menor. Hace un par de días me di una escapada a la vecina Tianjin, ciudad en la que he estado más de una docena de veces pero casi siempre por trabajo, así que en realidad apenas la había podido concer pese a estar a sólo media hora en tren bala de Pekín.

Lo que me encontré fue una ciudad muy remodelada en su centro, surcado por el río Hai (el río más pretencioso del planeta, ya que “hai” significa “mar”). En ese corto pero ancho río han construido unos puentes que podrían competir en monumentalidad con los de grandes capitales europeas como Moscú, Budapest o París, si no fuera porque los tianjineses no tienen mucha historia. El caso es que Tianjin fue una ciudad colonial, con asentamientos franceses, ingleses, italianos, alemanes y hasta austro-húngaros a finales del siglo XIX y principios del XX, y entre lo que se mantiene de aquella época y lo que se ha reconstruido tomando estilos europeos, Tianjin parece más occidental incluso que Shanghái.

Pero no quería hablar demasiado de la ciudad en general, sino de lo que más me gustó de la visita: en pleno centro de la antigua concesión británica, que hoy en día es el principal patrimonio histórico que queda en Tianjin junto a la concesión italiana, hay una plaza preciosa, que al principio pensé que sería un antiguo hipódromo de los ingleses (de la misma forma que en el centro de Shanghái, donde hoy está la Plaza del Pueblo, había antaño un lugar para las carreras de caballos).

Pero me equivoqué: no se trataba de un antiguo hipódromo, sino de un jubilado campo de fútbol que los ingleses construyeron en el centro de su concesión allá por los años 20 del siglo pasado y ahora es una plaza con gradas para relajarse y me imagino que para organizar conciertos y otros eventos.

El diseñador del antiguo estadio fue un misionero británico que lo modeló inspirándose en cómo era entonces Stamford Bridge, el coliseo de su equipo favorito (el Chelsea). El estadio, en una zona que hoy está rodeada de chaletitos de lujo de inspiración europea (algunos con cien años de historia, otros me imagino que rehechos recientemente) funcionó como domicilio de uno de los principales clubes locales, el Tianjin TEDA, hasta 2004, cuando el equipo se trasladó a un estadio mucho más grande en las afueras y el “Stamford Oriental” quedó abandonado hasta que fue remodelado entre 2012 y 2014.

La verdad es que les ha quedado un espacio de descanso en el centro de la ciudad precioso, y es muy original eso de aprovechar un viejo estadio de fútbol, es poco habitual incluso en Europa, donde hay tantos (lo normal en el Viejo Continente es que se destruyan del todo y sean objeto de millonarias operaciones de especulación inmobiliaria).

La nueva imagen del estadio tianjinés, que se llama Minyuan, es muy interesante y simboliza muy bien cómo Tianjin está intentando dejar su vieja imagen de urbe contaminada e industrial para asumir la de un sitio agradable para visitar en un día tonto desde Pekín.

5 Comentarios

  1. A mí también me sorprendió Tianjin para bien. Hasta la biblioteca que hay en un mall de las afueras. Todo lo nuevo que hacen es impresionante y lo viejo está bien conservado.

    • Y hay una persona que habla español y proyectan películas en español no en minyuan sino en uns oficina de turismi.yo vi una película en español con subtítulos en chino.hace 8 meses.

      • Recientemente me he venido a tianjin a vivir y me encanta l ciudad! Me podéis decir si hay más españoles aquí y que es eso de ver pelis en español! Un abrazo y espero enamorarme de China como muchos de vosotros!

        • seguro que hay algún grupo de Wechat de españoles en Tianjin… (aunque yo no estoy en ninguno, a lo mejor tirando de otros españoles que vayas conociendo lo puedes encontrar).

    • Bueno, más que biblioteca es una pseudobiblioteca, pues todos los libros que hay en la sala son falsos, están pintados en las paredes… a mí me decepcionó un poco no sólo ya por lo apartada que está, que ya iba preparado para ello, sino porque es mucho más pequeña de lo que yo pensaba… pero bueno, es cierto que las fotos en ella son impresionantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.