¿¡Un presidente hispano-asiático!?

AVISO: Todo el texto siguiente fue una broma, una inocentada del Día de los Inocentes. Confío en haberte engañado, pero también que no te lo sigas creyendo después del 28 de diciembre. Sobre todo si tú, lector, eres Rajoy, Sánchez, Iglesias o Rivera, que ya bastante lío debes llevar con los pactos. El de las fotos es el primer ministro de Singapur, Lee Hsien-long (lo pillé porque salía en fotos con Rajoy y el Rey, supongo que en alguna visita que hizo a España).


La política española lleva un año apasionante y vertiginoso, y las últimas elecciones generales nos auguran, con toda seguridad, grandes cambios. Lo que nunca imaginé es que estos cambios tendrían relación con China, el tema estrella de este blog. Y es que, queridos lectores, os puedo ofrecer en semiprimicia que el Gobierno de España, aún por formar, podría estar encabezado por ¡un presidente de origen asiático! (si triunfa la idea de un presidente independiente, como pide Podemos). Sí, amigos, el partido de Pablo Iglesias está a punto de proponer a un taiwanés afincado en España hace más de 50 años y nacionalizado español desde hace 36, Marcos Jin Tsing-lee, como líder de todos los españoles.

Seguramente nunca habéis oído hablar de él, y ésa es precisamente la gran baza que juega en su favor: no es ni de Podemos, ni del PSOE, ni de Ciudadanos, ni del PP. Es un candidato independiente, que ha pasado casi toda su vida consagrado a su pasión, la docencia (es catedrático de Derecho Euroasiático en la Universidad Autónoma de Valencia) pero a la vez un apasionado de la política, a la que se ha acercado en los últimos años con el auge de los nuevos partidos, aunque nunca se haya declarado simpatizante ni se haya afiliado a ninguno. En Pekín la noticia de la posible presentación de Marcos Jin como candidato a presidente independiente nos ha llegado de forma confidencial, pues han consultado aquí cómo se vería un mandatario de este perfil para encarrilar las relaciones entre Pekín y Madrid y esa consulta se ha filtrado. Y el bombazo es tal que he preferido no callármelo y ofrecéroslo a vosotros cuanto antes, queridos lectores.

Su perfil de «nuevo político», distanciado del bipartidismo reinante durante 30 años, gusta mucho a Podemos y Ciudadanos. Pero al mismo tiempo, su amistad con la facción valenciana del PSOE, especialmente con Ximo Puig (parece ser que Marcos suele hacer bromas con el «nombre casi chino» del líder de los socialistas valencianos) le está dando también muchos puntos en la formación de la rosa. Queda el escollo del PP, pero Rajoy, visiblemente cansado del desgaste que ha supuesto para él gobernar en los cuatro años de peor crisis económica, empieza a ver con buenos ojos quedarse a un lado si continúa teniendo una cuota de poder en el nuevo Gobierno. Los primeros contactos entre Jin y Rajoy parecen haberse desarrollado en un clima bastante cordial.

¿Qué podría deparar a España un presidente de etnia asiática? Bueno, podríamos tener un «efecto Obama» en nuestro país: regeneración de nuestra imagen exterior dando aspecto de país moderno y tolerante con las minorías, la moderación de tener un presidente apolítico después de décadas de agotador tira y afloja PP-PSOE… Todo serían ventajas, y Jin, que entre sus alumnos es conocido por su tono cercano y divulgativo, sería un buen presidente. El mismo Rey de España, quien también parece estar detrás de la iniciativa pues conoce al profesor desde hace años, parece encantado con la idea.

En fin, creo que le podría ir muy bien a España, después de años de crispación y decaída imagen en el extranjero. Marcos Jin, como buen emigrante largamente asentado en nuestro país, es un inmenso conocedor y amante de nuestra cultura, no en vano le atrajo lo suficiente para quedarse en ella para siempre. Eso sí, que nadie piense que ha renegado de sus origenes: taiwanés hasta las trancas, el presidente Jin -permítanme dirigirme ya a él de esta forma- mantiene las tradiciones ancestrales de su familia, habla perfectamente mandarín y según sus allegados cocina el mejor pollo con cacahuetes (gongbao) a ese lado de los Urales.

Celebrando el Año Nuevo Lunar con su familia de Usera.

Podrían pasar varias semanas hasta que se confirme todo esto, pero si finalmente se confirma, creo que estamos ante un momento histórico para España. Nuestro primer presidente «asiático». No nos extrañemos tanto, que Juan Carlos I nació en Roma, y Barack Obama es hijo de keniano. Ya somos un país de acogida de miles de personas de todo el mundo: tarde o temprano tenía que pasar.

1 Comment

  1. Enviado por PJ
    (Contacto Página)
    Muy bueno, casi se me olvida que día es hoy…

    ~~~
    Enviado por Alvaro
    (Contacto Página)
    Lol curratelo un poco Mas y no pongas al pm de singapore (hijo de Lee Kuan Yew)

    ~~~
    Enviado por Lur
    (Contacto Página)
    Estaremos pendientes,si llega a confirmarse,ojala

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    ¡Era una broma, una inocentada como un piano! El de las fotos es el primer ministro de Singapur, Lee Hsien-long (lo pillé porque salía en fotos con Rajoy y el Rey, supongo que en alguna visita que hizo a España). Gran tradición que siempre sigo, el Día de los Inocentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.