Una lenta mudanza

 

Me ha costado seis largos meses, con muchos fines de semana pegado al ordenador, pero por fin he trasladado todos los posts del antiguo blog (en Zoomblog) al actual alojado en WordPress. Reduje mi vida social al mínimo -ya antes no muy allá-, convertí esta mudanza en mi único objetivo vital, pero finalmente todos los artículos escritos desde 2005 están también disponibles aquí.

Quizá podría haberlo hecho automáticamente con algún plugin, pero era difícil que el software pusiera todo donde yo quería, así que decidí hacerlo a mano y uno por uno, lo que aproveché para eliminar enlaces rotos, quitar muchos vídeos que ya no funcionaban (entre ellos todos los de Youku, equivalente chino a YouTube que visto lo visto no pienso volver a utilizar jamás), corregir alguna errata, y quitar párrafos que habían quedado obsoletos. Además he ordenado mejor las categorías, creando algunas nuevas que creo que hacían falta (resúmenes del año, felicitaciones animalísticas de año nuevo…).

La tarea me ha recordado aquellas largas noches de séptimo de EGB en las que tuve que pasar a limpio todos los ejercicios de matemáticas que había hecho en nueve meses, para que me aprobara el profesor, un tipo que podría haber encajado perfectamente en una plantación algodonera de Louisiana armado con un látigo. La sensación de trabajo arduo y repetitivo, noche tras noche, ha sido similar, aunque esta vez ha durado más y lo he hecho sin estar obligado, por mi cuenta y riesgo.

Además, este traslado me ha servido para recordar todo lo que he escrito, las muchas cosas que he vivido y viajado en más de 10 años, y ha mejorado mi autoestima, porque en los últimos años tenía la sensación de que escribía peor (al recibir menos visitas y comentarios) pero he descubierto que también hay artículos de mis últimos años con los que estoy contento. Creé una categoría nueva de “favoritos” con artículos que me gustaban o me traían buenos recuerdos, y resulta que tengo más predilectos en los últimos cinco años que en los inicios de la bitácora.

Aprovechando el profundo repaso que casi sin querer le he tenido que dar al blog, he estudiado un poco su evolución (número de visitas, de comentarios, de posts…), y hasta he hecho una gráfica para verla mejor. Ésta confirma cierta “decadencia” a lo largo de los años, de la que ya estaba al tanto, y que no me preocupa demasiado, más bien me incita a estudiar su por qué (¿pesan los años? ¿Twitter mató los blogs? ¿los móviles mataron el PC?).

Con estas cuentas he visto que el año que más escribí fue el de 2008, algo lógico teniendo en cuenta lo mucho que dio de sí ese año en China, pero que, contrariamente a lo que pensaba, las mejores cifras de comentarios fueron un año después, en 2009, y las de visitas en 2012, no sé muy bien por qué. A partir de ese año Chinochano arroja resultados dignos del Banco Popular (caída en picado de comentarios, muchos más posts sin comentar, descenso continuado de visitas), lo que coincide con unos años, según he podido comprobar, en los que abusé demasiado de las fotos en el blog (muchos posts con 30, 40 fotos que cansan demasiado). Si hasta mi némesis, Chinitis, lo llegó a criticar en aquella agria polémica que mantuvimos en 2012 (quién sabe, igual su crucifixión también ha influido en mi “desaceleración”).

En fin, no es algo que me afecte demasiado, porque este blog hay épocas en las que lo hago pensando más en los lectores y otras en las que es más para mí, un diario en el que dejar recuerdos y memorias. Así se explica su larga duración, supongo.

Una de las pegas del traslado ha sido el copiapega de comentarios. Al traerlos aquí, se pierde la cuenta de los posts más y menos comentados en los pasados años.

Y durante la mudanza, parecía que yo era el único que comentaba en este blog, lo cual daba mucha pena…

Para compensar un poco esa pérdida estadística, permitidme que coloque a continuación una lista con los posts más comentados cuando Chinochano estaba en Zoomblog (donde ya no se puede comentar, así que la lista no se va a mover). Sólo incluyo los que superaron la sesentena de comentarios:

El techo del mundo arde 14/3/08 237
Y la pedrea del 58.594 viaja a… ¡Pekín! 22/12/05 201
¡Corre, antorcha, corre! 21/4/08 145
Pseudoconsultorio para los lectores especial Liu Xiaobo 8/10/10 132
No al boicot olímpico 17/3/08 132
Gánate el arroz 27/6/06 116
El legado secreto de Tiananmen 4/6/09 109
El pueblo lo está pidiendo: CÓMO LIGAR EN CHINA 9/4/07 103
Viaje con nosotros a mil y un lugar 29/5/07 92
Tanta historia en 11 colores 25/6/12 83
Los mejores Juegos Olímpicos de mi historia 25/8/08 77
En el Tíbet no me caso con nadie 11/3/09 76
Una pesadilla en 1992 26/3/08 74
Dos dedos de frente en el Himalaya 30/3/08 73
Sus únicos hijos 15/6/12 72
¿Qué tal trata la prensa a China? Respuestas de los lectores 31/7/08 72
Noticias frescas from The Guardian 13/8/08 69
Un fin de semana para olvidar 25/7/11 67
Ni pan duro 9/12/12 64
Ponga una embajada china en su vida 8/6/07 63
Tengo el virus 3N1 (gripe lubricantina) 5/5/09 61

10 Comentarios

  1. Heeey enhorabuena Chinochano! Vale mucho la pena el esfuerzo, ya verás.
    Lo de la inexorable caída en el olvido tiene que ver sin duda con las nuevas tecnologías, ahora todos tenemos el internet en el bolsillo, se busca el entretenimiento rápido en forma de redes sociales o vídeos de youtube, mientras que los foros y los blogs, que requieren de un momento de lectura más sosegado, tienden a ser olvidados.
    Pero me alegro de que sigan aguantando este tipo de formatos, como el tuyo, que aunque ya no es un blog sino una web, sigue siendo mucho más cercano, y no deja la sensación de “estar consumiendo entretenimiento masivo” sino de “ver qué es lo que nos tienes preparado cada nueva semana”.

  2. Gran trabajo, Anto! La verdad es que nosostros periodistas muchas vezes se olvidan de lo que hemos escrido. Me occure de leer algo años despues y me pregunté: j…he escrido todo eso?
    Se ve que es un enorme trabajo y el unico que te puedo decir es felicitaciones! Que siga siendo un punto de referencia para el mundo hispano de leer sobre China.
    Un abrazo!

  3. Como dices, se ha desplazado gran parte de la actividad de escribir y leer blogs, a escribir y leer en las redes sociales. En general, contenidos muchos más rapidos. Yo me siento viejuna a ratos porque no soy muy de redes sociales (ni de youtube, estoy contenta que dejaras de hacer tanto video :P) y lo que me gusta es un rato por las tardes mirar las noticias online y los blogs que sigo.

  4. Excelente trabajo! Y medio año de migración pasa volando… A toro pasado, claro.
    Y enhorabuena por el blog, qur sigo desde el principio aunque casi no comento. Pasé casi dos años en Xuzhou y tus posts, antes y después de mi vida allí, han sido un placer para descubrir o recordar. Sigue asi y por mucho tiempo, espero!

  5. Enhorabuena por el trabajo finalizado, que no caerá en saco roto pues los que te hemos conocido hace poco podremos ir leyendo tus posts más antiguos. Gracias

  6. Muchas gracias a todos, comentaristas que casi se diría que estáis ordenados alfabéticamente… Lo del descenso de visitas y comentarios no es algo que me quite el sueño, como decía, pero sí que me llama a preguntarme el por qué se produce, una pregunta que seguramente tiene varias respuestas. En fin, a ver si llegan otra vez épocas de bonanza… y si no, no pasa nada.

  7. Magnífico esfuerzo del que todos estamos orgullosos has hecho. Lo importante de cualquier trabajo, de cualquier pasión (que es introspectiva y no equiparable a la de otros), es que no se ceje, se siga el criterio de lo que no cree es bueno para él mismo y para otros, y tú lo has hecho. ¿Tú sabes lo que hemos y han aprendido , aunque no posteen, de China contigo…?. Ni te lo imaginas.
    Un abrazo y continúa, plis…

    Guillermo

    • Muchas gracias… con ánimos así, la continuidad está asegurada! Igual de importante para este blog es que sea leído apasionadamente por gente como tú, Guillermo.

  8. Sea para ti o para tus lectores ni se te ocurra dejar de escribir! He leido muchos blogs y ninguno ha mantenido un nivel tan bueno durante tanto tiempo como este.
    Un saludo

  9. Gracias! Seguiré, con más o menos frecuencia dependiendo de la época, pero seguiré… estos días (octubre de 2017) ando algo preocupado por el tema catalán como para fijarme en China, pero si vuelven las aguas a su cauce, que espero que vuelvan, tendré la cabeza más relajada para seguir con mi “cometido”…

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.