Unidos por la F (no por la fe)

El pasado verano visité la sede central de la empresa de bicis compartidas Ofo, la firma de bicicletas compartidas sin anclajes que ha revolucionado sobre todo a partir de este año el transporte en Pekín y el resto de China (y que está a punto de desembarcar en Madrid, si no lo ha hecho ya). Fue casi como visitar la sede de Airbus o Boeing, en cuanto al secretismo con el que rodearon la visita: no pude hacer fotos del interior (sólo la que abre este post), no pude entrevistar a nadie, no me querían dar ningún dato… en fin, nada a lo que ya esté tristemente acostumbrado en este país a veces tan opaco.

Para lo único que me sirvió la visita es para descubrir qué significa Ofo, esa marca tan sonora y que tan familiar se ha vuelto en todo el país en pocos meses…

Ofo, en realidad, no son las siglas de nada, pese a lo que uno podría quizás imaginar al principio: en realidad es una bicicleta estilizada. La primera O sería la rueda delantera, la segunda O es la trasera, y la F, qué duda cabe, sería el manillar. Me pareció brillante, digno de la brillantez que los chinos antiguos utilizaron para diseñar su gráfico y gracioso, aunque difícil, idioma.

Otra cosa por la que Ofo me cae bien como marca es que parece prima hermana de la agencia donde trabajo como periodista, que no es otra que la agencia Efe. De hecho, bromeé ese día con los que me enseñaron la empresa, diciendo que Ofo y Efe deberíamos colaborar estrechamente dada nuestra similitud sonora. Lo sé, a ellos tampoco les hizo demasiada gracia. Por cierto: Efe, como Ofo, tampoco es sigla de nada, aunque lo parezca, y no sabemos muy bien de dónde viene el nombre.

En realidad, la colaboración debería extenderse a todas las vocales, para crear un consorcio dedicado al deporte, el periodismo, el cine, el transporte y la educación. Seríamos imparables:

Asociación de Fútbol Argentino – EFE – Irish Film Institute – Ofo – Universidad Federal de Uberlandia (Brasil).

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.