Vender mas allá del horizonte

 

Aunque en China hay miriadas de centros comerciales al estilo Corte Inglés, y también muchos pequeños comercios, lo que más se lleva en el país asiático es un híbrido entre las dos cosas: un centro comercial compuesto por pequeños comercios pegados unos a otros, una suerte de gran mercado cubierto o bazar pero donde se vende de todo, desde ropa y calzado hasta muebles, videojuegos, gafas, herramientas de ferretería… Todo.

Entrar en esos grandes centros pequeñomerciales me recuerda a entrar en el IFEMA de Madrid o cualquier otra feria del mundo: miles y miles de stands, aunque en esta ocasión no para repartir folletos, sino para comprar y vender lo inimaginable. Y el cansancio de ver cosas que tienes al final también es parecido…

En Pekín hay muchos de estos centros pequeñomerciales: el famoso Mercado de la Seda, por ejemplo, es uno de ellos, aunque muy centrado en la clientela turista. También el Yashow -otro centro muy frecuentado por extranjeros- o el mercado ruso de Yabaolu (especializado en clientes rusos y cubanos).

Pero para mí, sin duda, el más fascinante de estos centros pequeñomerciales es el de Jinwuxing (Cinco Estrellas Doradas), dirigido sobre todo a compradores chinos de clase popular. Allí voy yo siempre que necesito un mueble, un destornillador o un juego viejo para la Game Boy.

Jinwuxing, situado en la parada de metro de Dazhongsi, es una inmensa nave de sólo una planta -lo que creo que lo hace más espectacular que los antes nombrados, que tienen varios pisos- y creo que supera con creces cualquier otro mercado de la ciudad en cuanto a número de tiendecitas y también en lo que respecta a variedad de lo que se vende.

Es tal la cantidad de cosas de diversas materias que se vende allí, que yo creo que sería posible establecerse en un minipiso vacío imaginariamente construido en el centro del mercado y amueblarlo, empapelarlo, enmoquetarlo y en definitiva vivir toda la vida allí, dentro de Jinwuxing, comprando lo que hiciera falta dentro, sin necesitar salir al exterior (bueno, habría que obtener el dinero de alguna forma, quizás haciendo de recadero de los comerciantes o algo así).

Todo está distribuido en comercios pequeñitos, lo que te garantiza atención personalizada… y posibilidad de regatear, claro.

Es un poco difícil expresar la sensación que causa entrar en Jinwuxing: ese caos ordenado, ese bullicio, el mareo entre miles de objetos, los pasillos de tiendas interminables, ese espíritu comercial hasta la médula de los chinos… En fin, como no sé explicarlo he decidido intentar plasmarlo, no sé si lo conseguiré o no, a través de un vídeo, el que os pongo al final de la entrada de hoy.

La idea del vídeo es muy sencilla: entro por una puerta del mercado, en el extremo sur, y voy andando hasta el otro lado, al extremo norte, echando un vistazo muy rápido a todo lo que hay en venta. Durante el vídeo voy prácticamente todo el rato en línea recta (menos en un momento que tengo que hacer un ligero zigzag, al final del vídeo), aunque a veces miro a ambos lados.

Podréis comprobar que cruzar de parte a parte me cuesta casi 10 minutos, y eso que voy a paso rápido… Además, se ve como conforme ando va cambiando rápidamente el tipo de tiendas: primero de regalos, luego de ropa, al final de muebles…

El vídeo refleja sólo uno de los 15 pasillos largos que cruzan longitudinalmente el mercado, ¡multiplicad todo lo que veis por 15, algunos de ellos con tiendas de cosas completamente diferentes a las que se ven en el vídeo! Falta por ejemplo el pasillo de la ferretería y la jardinería, que es también digno de grabar. O la zona de las zapaterías, o la de los aperos de cocina…

En fin, sin más preámbulos… el bullicio de los centros pequeñomerciales chinos. Que lo disfruten.

1 Comment

  1. Enviado por Elén
    (Contacto Página)
    ES verdad me recuerda mogollón al Yashow.
    Me hizo gracia ese gran mercado central, lleno de puestos. Cuando me hablaban del mercado de la seda, yo pensaba en un rastro de los de por aquí, pero cuando entré en el Yashow, me encantó.
    Supongo que muy centrado en turistas, éramos casi todos, pero diferente a lo de aquí, a excepción como digo de los mercados centrales de las pequeñas ciudades, gran nave, pequeños puestos de fruta, verdura, carne o pescado.
    A ver si un día te dejas caer por el Yashow y nos grabas otro video para los nostálgicos.
    Saludos
    Elén

    ~~~
    Enviado por Nicoletto
    (Contacto Página)
    Brutal la entradilla de los Fraggle Rock!!!

    ~~~
    Enviado por Lorena
    (Contacto Página)
    China es un pais de contrastes, eso esta claro. Ahora tendrias que grabar un paseo por la otra opcion de compra en Pekin: los mega-lujosos-hiper-modernos centros comerciales tipo The Place, Solana o Shin Kong Place.

    ~~~
    Enviado por Pepe
    (Contacto Página)
    ¡Acojonante!

    A ver si me podéis ayudar. Entre el minuto 1:23 y 1:24, al pasar por una tienda que vende «muchas cosas rojas», pues eso, en ese intervalo se observa lo que me parece un caracter o caracteres de color rojo, grande, en una esquina de esa tienda.

    ¿Qué pone? Mi interés está en que mi hija tiene un colgante con un caracter que creo que es el mismo y, francamente, no sé lo que dice.

    ¡Gracias!

    ~~~
    Enviado por Cariño
    (Contacto Página)
    Qué original, divertido e interesante!!! Enhorabuena, eres genial. Un saludiño desde Galicia.

    ~~~
    Enviado por An
    (Contacto Página)
    no se por que pero no veo el video…luego lo intento. Saúdos

    ~~~
    Enviado por Clara
    (Contacto Página)
    Ahhhhh!!! me encanta y además me traen recuerdos de alguna que otra jornada de compras en el mercado de la seda y el yashow.
    Ese desorden-ordenado es cuanto menos llamativo a nuestro ojos. Precios maravillosos. Increíble lo que se puede encontrar hasta una camiseta de Custo Barcelona, imitación claro ji ji ji
    Se me han puesto los dientes largos, chano!

    Un beso, Clara.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Grabar el Yashow y el mercado de la seda me sería realmente complicado, porque todos los tenderos me agarrarían del brazo (¿qué hay más guiri que un señor con minicámara de vídeo?) y no me dejarían pasar.

    Pepe: esa es fácil: es el caracter «fu», que significa felicidad, y se cuelga en todas las puertas del país en el Año Nuevo Chino.

    ~~~
    Enviado por xris9
    (Contacto Página)
    我爱金五星市场!! Me encanta ese mercado!! Que recuerdos de los viajes en bici en medio del trafico infernal y de como mas tarde pusieron estacion de metro en su misma puerta y, a pesar de ello, habia que dar una vuelta de tres pares… esa gestion del tiempo en China me traia de cabeza. ChCh, no se si has dedicado algun post a ese tema pero es una de las cosas que acababa conmigo alla.
    Por cierto, el caracter por el que pregunta Pepe, puede que sea, como tu bien dices el 福 invertido o el de doble felicidad 喜(no me sale el correcto, no se si porque en el repertorio del pc no existe o si el pinyin no es el correcto), y que se pone en las casas cuyas familias estan celebrando o han celebrado casamientos.

Responder a chinochano Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.