Verano de terracitas

Una de las cosas más bonitas de China, o de Asia en general, son los verdes cultivos en terrazas que tanto visité en mis incursiones al sur desde la árida Pekín. Hablé en su día en esta web de las plantaciones de arroz…

… pero tampoco son mancas las colinas de té, más fáciles de ver en plenitud que las de arroz (porque los arrozales a veces están sin agua, otras veces marronáceos porque el arroz aún no ha brotado, etc).

Pensé que en Suiza me iba a despedir para siempre de los cultivos en terrazas, pero me he encontrado con la agradable sorpresa de que no es así: en una importante parte del país, sobre todo a orillas del lago Lemán y también en la cuenca del Ródano (lo que se conoce como el Valais) hay no menos impresionantes cultivos en terraza de vides, o viñedos si lo prefieres.

Las fotos que he hecho hasta ahora de este bonito paisaje -que no hacen justicia a las imágenes reales- las tomé desde el tren, ya que casi siempre que he visto estas terrazas vinícolas estaba yendo en ese medio de transporte (para ir de Ginebra a cualquier parte de Suiza tienes que pasar, sí o sí, por los viñedos de la zona de Lavaux, que son Patrimonio de la Humanidad).

El territorio suizo tiene en algunas zonas, aunque no lo parezca, un clima benigno que permite el cultivo del viñedo, aunque la orografía no acompañe y se trata casi siempre de zonas en ladera a los pies de los Alpes o el Jura. Ello obligó a los muy currantes suizos, como también a chinos, filipinos o indonesios, a aprovechar al máximo el terreno cultivando en terrazas. Gracias a su trabajo denodado de azada, tenemos en Suiza unos paisajes igual de bonitos que los de Oriente, especialmente ahora en verano que la vid está bien verdosa. Aún no he ido propiamente a ver y fotografiar estas terrazas helvéticas, pero espero hacerlo pronto.

¡Sé el primero en comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.