Vuelve, Por Navor…

Vaya, me habéis pillado tecleando las últimas palabras del post de hoy…

Desde hace cosa de un par de semanas, navegar por internet se ha convertido en un verdadero suplicio en China. Va lento y a trompicones, y lo que es peor, los servidores VPN, que usamos muchos extranjeros -y también algún que otro chino- para poder entrar en webs tan raras como YouTube, Facebook y Twitter (bloqueadas en China) no funcionan o lo hacen regulero. Incluso sin usar VPN, los servidores de correo como Gmail o Yahoo van a pedales. Muchas páginas no se cargan, todo se eterniza, y uno se siente regresado al internet de 1996.

Las razones de esta tortura todavía no nos las acabamos de explicar. Hay quien opina que se trata de un problema técnico derivado del terremoto de Japón, pues los seísmos en el Pacífico suelen dañar los cables submarinos de telecomunicaciones… Ya nos ha pasado otras veces que nos hemos quedado hasta días enteros sin internet debido a seísmos bastante más flojos que el que sacudió a los pobres nipones el pasado 11 de marzo. Sin embargo, estos problemas se suelen solucionar en pocos días, redireccionando el tráfico y con arreglos similares, mientras que ahora la cosa más bien parece estar empeorando.

Otra posibilidad es que el Gobierno de China haya aumentado el control sobre internet, atemorizado, como ha demostrado en los últimos tiempos, con las protestas en dictaduras árabes y la convocatoria a través de la red de «protestas jazmín» en Pekín y otras ciudades de este santo lugar. Sin embargo, esto también es algo raro, ya que cuando esas convocatorias estaban en su «apogeo» informativo (cuando los diarios extranjeros les hacían más caso) no había tantos problemas con la red, mientras que ahora que toda la prensa mundial ignora absolutamente estos llamamientos (la mitad de las páginas de los diarios son para Japón, la otra para Libia) es cuando la comunicación se está volviendo más imposible. También hay que tener en cuenta que ya otros años es complicado navegar por la red en marzo, durante las semanas de la Asamblea Nacional Popular (la reunión política más importante del año en China), pero ésta ya acabó hace ocho días y estamos en las mismas, o peores…

Otra posibilidad es una situación mixta entre las anteriores. Es decir, que con el terremoto el tráfico de internet en China se vio gravemente afectado, pero las autoridades chinas, mosqueadas por las llamadas «revolucionarias» de semanas pasadas, han optado por no arreglarlo para que la comunicación por la red disminuya de forma «natural», porque a ellos cuanto peor nos comuniquemos mejor les va. Es decir, aprovechar la coyuntura sin intervenir ellos, para que nadie les pueda culpar…

¿Qué soluciones nos quedan? Aparte de acudir a alimentos y líquidos básicos (ajo y agua), algunos servidores VPN, como el que yo uso (Witopia) están buscando conexiones alternativas, aunque ya han avisado que no se publiquen estos trucos ni en blogs, ni en foros ni en redes sociales, para que duren lo más posible antes de que se los carguen los censores. Os recomiendo, por tanto, que si tenéis VPN y no os funciona, os dirijáis al administrador del sevicio, a ver si os puede ayudar.

En todo caso, la situación no es nada agradable, y unida al horroroso tiempo que hace estos días en Pekín (¡22 de marzo y aún con anorak y guantes!) y a las tormentas de arena, marzo vuelve a ser, como otros años, uno de los meses más desagradables del año pequinés. Oremos para que llegue la primavera climatológica, y la informativa.

1 Comment

  1. Enviado por Sergio
    (Contacto Página)
    Hey! 22 de Marzo, no 22 de Abril, jejeje! Que frío joer! Esperemos que no llegue el 大风 del que todos hablan constantemente…
    Por cierto, cortaron ya la calefaccion central???

    Saludos!

    ~~~
    Enviado por kailing
    (Contacto Página)
    Mi VPN si funciona y te puedo asegurar que google no tiene problemas cuando se usa VPN, asi que no va a ser tanto el terremoto y sus secuelas como los muros y sus coladores.

    ~~~
    Enviado por anonimo
    (Contacto Página)
    A mi mi VPN, que es el tuyo, me confirmo que era por la censura, que estan bloqueando los puertos..pero que igual tambien habian movido los cables el terremoto (aunque me acuerdo que ya iba mal desde antes del terremoto)..
    Hablando de censura, desde hace unas semanas, en Tsinghua no paran de controlar todos los coches que entran, cosa que no pasaba antes para nada.. no se si sera por el centenario en abril, pero no lo creo..

    ~~~
    Enviado por galldeferro
    (Contacto Página)
    yo tengo otra teoria: la censura en el internet chino no se debe tanto a motivos políticos o sísmicos, es mas bien una forma de proteccionismo comercial: bloquear youtube, facebook, twitter, etc… para que sus homólogas chinas puedan crecer jóvenes y fuertes. «No es nada personal, sólo negocios»

    ~~~
    Enviado por Manué
    (Contacto Página)
    Hasta la sexóloga Li Yinhe se ha quejao en su blog de la censura. Le bloquean los emails cada vez que escribe la palabra ‘sexo’, muy chungo cuando tu trabajo es precisamente investigar sobre eso…
    http://blog.sina.com.cn/s/blog_473d533601017oyy.html
    Ella dice que los censores son unos shenjingbing y que van a acabar shenjingbinguizando a los demás…

    ~~~
    Enviado por ELENA ZULUETA DE MADARIAGA
    (Contacto Página)
    OJEANDO EL BLOG DE INTERCULTURA Y COCINA, DI CON EL TUYO.
    ME HA GUSTADO Y ME ENCANTA HABERT DECUBIERTO.
    T PEDIRÍA UN FAVOR, SI PUEDES VETE A LA ENTRADA DEL DÍA 22 DE FEBRERO DE MI BLOG, EN DONDE PIDO AYUDA MÉDICA E INFORMACIÓN SOBRE UN PROBLEMA MÉDICO BASTANTE GRAVE QUE TENGO Y QUE A FECHA DE HOY AÚN NO HEMOS ENCONTRADO LA SOLUCIÓN.

    MI BLOG ES: cuatroespecias.blogspot.com

    SI SABES ALGO Y ME PUEDES MANDAR ALGUNA INFORMACIÓN, TE QUEDARÉ MUY AGRADECIDA,

    SEA COMO SEA, GRACIAS POR INTENTARLO.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Dice Shanghai Daily que todo es un fallo técnico de los cables submarinos, y que vamos a estar unas seis semanas con problemas:

    http://www.shanghaidaily.com/article/?id=467194

    ¡Espero que sea verdad!

    ~~~
    Enviado por Aurelio
    (Contacto Página)
    Recién llegado a China y llorando cada vez que navego (para trabajar), ¡pensaba que era mi conexión! Además trabajo con Gmail así que es un verdarero grano en el culo esta situación. Por no decir que la velocidad de algunas descargas me ha transportado atrás en el tiempo, a cuando se navegaba por RTB (Red Telefónica Básica) con picos de…¡7 KB/s! 🙁

    En fin, a ver si regresamos «pronto al futuro»…

    Saludos.

    ~~~
    Enviado por Encrypted
    (Contacto Página)
    El que uso yo «ExpressVPN» también hablan de la censura. Los censuradores se aburrían y les dió por atacar VPNs.
    A mi ya me funciona pero siguen ocurriendo cosas raras. Uso el blog chino de SINA y si estoy conectado al VPN no se me abre la página. Tengo que desconectarme del VPN y luego puedo acceder sin problemas al blog.
    Me pasa lo mismo con el sistema de mapas de Sogou.
    raro, raro…

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Yo tengo nuevamente VPN en el trabajo, aunque va a pedales. Para ello reinstalé el programa y cambié el Config Log… pero mejor escribid a vuestro administrador para que os explique como hacerlo.

    Lo malo es que como la web de witopia está bloqueada, necesitas un ordenador en el que sí funcione la VPN para descargar de allí el programa de instalación… Un embolao.

    ~~~
    Enviado por Maikel Nait
    (Contacto Página)
    no hace falta tener VPN para poder acceder a las webs de Witopia. Yo accedí a sus páginas y me di de alta usando el famoso Free****** chino, que al menos permite navegar sin censura aunque muy muy lento

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    A mí ese me iba fatal… Aparte de que ese software, el muy bribón, censura a su vez las webs del Gobierno chino… parece ser que como lo patrocina F*L*N G*NG, se venga en parte de las cosas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.