Whitney Houston, tenemos un problema

Hace unos días nombré de pasada a una china que se ha hecho muy famosa este año llamada Lou Jing, y en los comentarios de aquel post prometí hablar de ella en el blog, cosa que va a ocurrir ahora mismo a menos que alguien me lo impida.

Lou Jing es una chica mestiza, hija de madre china y padre africano (que dejó a su madre antes de que Lou naciera), y que se ha hecho muy famosa en el país asiático después de participar en un concurso tipo «Operación Triunfo» en la televisión de su ciudad, Shanghai.

Lou, de 20 años, enseguida llamó la atención de los espectadores por su aspecto diferente, pero no toda esa atención canalizó bien: algunos imbéciles se dedicaron a insultarla a través de Internet, diciendo que no era china y por tanto no merecía participar en el programa, o que si era la hija secreta de Obama… En fin, idioteces gordas.

Lou no ganó el concurso, pero indudablemente fue la que más famosa se hizo en él, hasta el punto de que ahora trabaja como presentadora en el mismo canal (Dragon TV). La joven -apodada «la Chica Chocolate» o «La Perla Negra»- lo debió pasar un poco mal por las barbaridades que de ella se escribieron, pero también hay que decir que encontró muchas voces de apoyo en China.

Lou de pequeñaja.

El suceso motivó un debate, dentro y fuera de China, sobre si los chinos son o no racistas, similar al que «sufrió» España cuando a la prensa inglesa le dio por etiquetarnos como tales, a raíz de ciertos insultos en los estadios de fútbol, unas desafortunadas declaraciones de Luis Aragonés o el nulo sentido del humor con el que se tomaron los tabloides el célebre anuncio de la ÑBA con los ojos achinados.

Yo aquí no voy a dar más que mi opinión, que empieza con el comentario «qué fácil es ver la paja en el ojo ajeno sin ver la viga en el propio». Es posible que algunos chinos sean racistas, pero sinceramente, nunca me ha parecido un tema grave, y menos teniendo en cuenta que a lo largo de la historia los chinos han sido mucho más víctimas del racismo que responsables de él, por su condición de emigrantes a otras tierras donde su color es diferente (son conocidos los casos en el EEUU del siglo XIX, o los frecuentes ataques a la comunidad china en Indonesia). Sinceramente, hablar del racismo en China me suena raro y algo forzado, es como si nos pusiéramos a hablar de homofobia contra los chicos gays por parte del colectivo de las lesbianas.

Los chinos han sido en muchas épocas víctimas del racismo, y para colmo el racismo contra ellos se interpreta de manera más amable que contra otros pueblos. Por ejemplo, en España tienen la etiqueta de «riámonos de ellos, que no se quejan» (así de claro lo ponía hace poco un chiste de El Jueves). Reírse de los negros o de los magrebíes (antes moros) está ya muy mal visto, pero los chinos -también conocidos como «chinorris», una palabra que no es considerada tan ofensiva como «negrata», «sudaca» o «moraco»- siguen siendo tan risibles ahora como hace décadas. Entendedme, no estoy cien por cien en contra de los chistes de chinos (yo también me río a veces de sus cosas en el blog), pero sí de aquellos que se basen en prejuicios o en creencias falsas sobre ellos, o aquellos que ofenden por ofender. Y no tratarles igual que a otros colectivos, hasta en asuntos de humor, es discriminación.

Eso pasa en el extranjero, pero también a veces en la propia China: no son pocas las veces en que los extranjeros dedican una cena o una quedada con sus amigos también foráneos a meterse con los chinos sin control, unas conversaciones que he sufrido en muchas ocasiones y que me recuerdan a los colonos ingleses que en un exclusivo club de la Birmania rural renegaban todos los días contra los birmanos en el maravilloso «Días de Birmania» de George Orwell.

Pese a ello, ¿aún hay energías para acusar a los chinos de racistas? Bueno, tal vez los chinos que han insultado a Lou Jing tengan un problema, pero también creo que los que sólo se fijan en los chinos racistas y no en los extranjeros racistas, o en los chinos a los que sencillamente se la suda el color de la piel del prójimo (una gran mayoría) tienen también un problema.

Dicho todo lo anterior, hay que reconocer, no obstante, que el debate sobre el racismo en China no sólo ha surgido entre extranjeros o entre los medios de otros países, sino también dentro de la nación asiática: los propios chinos, tras el caso Lou Jing, se han preguntado ellos mismos si tienen un problema con el racismo o no.

Lo cierto es que China a lo largo de la historia ha sido un lugar relativamente cerrado, y ello se nota en la actitud del país al extranjero, a veces distante, a veces extraña (pero no excesivamente agresiva u ofensiva, diría yo). Los extranjeros aquí somos a veces tratados excesivamente bien, y otras como monederos andantes, por lo que, haciendo la media, diría que nos tratan «normal», pero claro, esa media tiene muchos altibajos… Te puedes encontrar desde lugares en los que tu presencia es como la de un semidios al que se ofrecen los mejores pollos del pueblo en sacrificio, y otros en los que por ser extranjero has de pagar entrada, mientras los nacionales se pasean gratuitamente.

No obstante, sí es verdad que entre los chinos el color de la piel a veces es entendido como señal de estatus social: los chinos de piel más blanca son los ricos, los chinos de piel más oscura los pobres, es decir, los campesinos que trabajan al sol. Aunque yo creo que eso no es racismo exactamente, sino clasismo.

Quizá sí se deba considerar racismo lo que muchos chinos sienten y dicen hacia los japoneses. Aunque conviene recordar que los japoneses trataron a los chinos con la misma cordialidad con la que los nazis trataron a los judíos, por lo que más que racismo se debería entender como revanchismo. También se debe tener en cuenta que el sentimiento antijaponés no es exclusivamente chino, sino que se extiende a toda Asia Oriental (los coreanos tampoco son niponófilos precisamente). Por otro lado, el sentimiento antijaponés no impide que en una ciudad como Shanghai haya una comunidad de hombres de negocios japoneses que viven como reyes, o que el japonés sea una de las lenguas extranjeras más estudiadas en China (no obstante, está muy lejos del inglés).

Finalmente, y concretando el tema al caso Lou Jing, el presunto racismo hacia los negros en China, si bien puede existir entre algún que otro chino («algún que otro» en un país tan grande puede a lo mejor traducirse en millones de personas, claro), no es ni puede considerarse como un problema general o social (el único incidente que pueda considerarse como tal ocurrió en 1988 y no parece que vaya a repetirse). Los negros en China son en su mayoría estudiantes o negociantes de paso (donde más hay es en Cantón), y si bien a veces pueden recibir alguna mala cara en una tienda, en mis ocho años aquí nunca he oído hablar de ataques físicos contra ellos.

Tengo alguna que otra vivencia personal en torno a este tema… Un ugandés que conocí hace tiempo me contaba que le costó mucho ligar con chinas porque no les gustaba, pero oye, ¡finalmente lo logró, y buen guapa moza! Mi ex novia no creo que fuera racista, pero era peculiar en muchos asuntos, y por ejemplo a los negros les tenía miedo, no sé por qué razón, hasta el punto de que una vez en París uno se le acercó para intentar ligar con ella y ella se pusó a gritar histérica (a mí me pareció más una anécdota de humor absurdo que un caso de racismo). Los negros en Pekín tienen algo de mala fama, se les suele ver como narcotraficantes, y bueno, si bien es más que obvio que no todos los negros en la ciudad son camellos, hay que estar ciego para no darse cuenta de que muchos de los camellos en la ciudad -paséense en Sanlitun y véanlo- son, efectivamente, negros.

Por otro lado, si al leer unos comentarios de idiotas en Internet insultando a Lou Jing una persona o un periódico ya deduce que todos los chinos son racistas, entonces, al pasar un sábado noche en Salsa Caribe (una de las discotecas latinas de Pekín) ese mismo generalizador compulsivo llegará a la conclusión de que todos los chinos -o por lo menos todas las chinas- son africanófilos (en el sentido más sexual de esta palabra). Los africanos acaparan allí a todas las señoras, ¡me voy a declarar yo víctima del racismo antiblanco en el interior de ese bar!

Para terminar, relajando un poco la espinosa temática de hoy, diré que Lou Jing no es el primer chino con mezcla africana que se ha hecho famoso en el país en los últimos años. Otro de ellos es Ding Hui, jugador de la selección china de voleibol. No parece de momento que él chavalete haya tenido problemas de racismo.

PD: Quería dedicar este post también a hablar del «racismo» en el lenguaje chino, pero sería alargar excesivamente la entrada, así que lo dejo para el próximo viernes lunes miércoles de la semana que viene, que el miércoles de esta semana, el viernes y el lunes tengo otras cosas pendientes. Dios, este blog tiene la agenda más apretada que Zapatero…

1 Comment

  1. Enviado por eva
    (Contacto Página)
    En 1997 tuve la suerte de visitar China con una amiga cuya hermana trabajaba en la universidad de Zhejiang. La gran mayoría de los estudiantes de postgrado en dicha universidad eran africanos, entre ellos, su novio. El se dedicó a enseñar la ciudad de Hangzhou a la cuñada y a su amiga (o sea yo) y verdaderamente siendo una española morena, una belga rubia y un africano llamábamos bastante más la atención que cuando íbamos solas, pero nada que sobrepasase una actitud curiosa y algún comentario sarcástico (¡qué bien me sentí teniendo «orejas chinas» por aquel día gracias a nuestro amigo!). Espero que la cosa no haya cambiado para mal.

    ~~~
    Enviado por Automatic Jack
    (Contacto Página)
    Te equivocas en una cosa, el argumento de que han sido victimas de racismo no es valido. Lo que tengo claro es que ninguna sociedad aprende nada de su pasado, mira Israel…
    Sin ir mas lejos he tenido que ver en mi pueblo como gente que pasó ilegal a Francia en los 50 y los 60 miran a los extranjeros y hablan de invasion, pero claro, nosotros no eramos asi.

    ~~~
    Enviado por Felix Maocho
    (Contacto Página)
    Mi opinión es que todos nacemos racistas y solo el uso del raciocinio, nos lleva a superar ese sentimiento, que debe ser natural, relacionado con la teoría del «Gen Egoista».

    Supongo, pues lo desconozco que hay chinos racistas en la misma propoción, que blancos racistas y que negros racistas, que también los hay en abundancia, (hutus VS tutsis).

    Mi opinión es que todos los humanos somos más o menos iguales y que lo que hicieron los alemanes y los japoneses, en otros momentos de la historia lo hemos hecho casi todos los pueblos.

    Dicho esto, lo que si creo, es que los chinos se creen superiores moralmente a los demás, (y en mi opinión, no es del todo falsa esa creencia), lo que les lleca a cerrarse en su propia concha, reduciendo el contacto con los «salvajes» al mínimo.

    Basta ver que ningun chino emigrante trabaja para otro que no sea chino.

    ~~~
    Enviado por Lego y Pulgón
    (Contacto Página)
    Seguramente me equivoco porque mi Experiencia China se reduce a unos escasos veinte días. Pero sí vi algunos signos de clasismo. No sólo en cuanto al tono más o menos tostado de la piel, sino en cuanto al dinero. Se ve mucho servilismo hacia el que tiene un mega-mercedes o un super-audi negro. Después de tanta revolución, convulsión, tantas muertes, tanto sufrimiento y volver al país del revés, se siguen inclinando (como todos nosotros) ante el dinero y el poder.

    BRUSCO CAMBIO DE TEMA

    ¿Has escrito en alguna parte algo sobre la obsesión que tienen las mujeres por que no les de el sol? Es que el ingenio que despliegan para conseguirlo es muy curioso.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Automatic Jack: lo que quiero decir es que los chinos han sido tan víctimas del racismo que colocando en una balanza los casos en que han sido víctimas y los casos en que han sido verdugos, el lado de las víctimas se va a ir bien abajo. Por eso, me parece muy raro ponerse a hablar de ellos como racistas, aunque haya casos.

    Los judíos, por ejemplo, ya han nivelado bastante esto: fueron víctimas, en efecto, pero ahora son bien verdugos. La balanza está nivelada y no me parece raro que se les acuse con frecuencia. Esto lo digo señalando, por otro lado, que los palestinos tampoco me parecen el colmo de la tolerancia, precisamente.

    Estoy de acuerdo que las víctimas del racismo pueden convertirse en instigadores de este en el futuro, de la misma forma que las víctimas de la violencia doméstica (de niños, por ejemplo) pueden tener más facilidad de ser violentos con su familia de mayores. Pero creo que en China la cosa no ha llegado a tanto, de verdad.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Felix Maocho: ya lo he dicho en alguna ocasión y vuelvo a decirlo, que no entiendo eso de que los chinos «se crean superiores». Me parecen un pueblo modesto y bastante poco agresivo, pese a que se les dibuje de otra forma en ciertos foros. Sólo tienes que ver los emigrantes chinos en España, lo discretos que son. Que sólo quieran trabajar para chinos, ¿es racismo? Más bien creo que se debe a que muchos de ellos viajan a España ya contratados por esos empresarios chinos, en virtud de un sistema algo mafiosillo pero que ellos consideran válido (no van engañados).

    Y no sé si cualquier otro pueblo o gobierno del mundo, con 1.300 millones de habitantes y 2 billones de dolares de PIB, sería tan «pancho» en AAEEcomo China.

    Lego y Pulgón: si bien no recuerdo haberle dedicado un post específicamente al tema, sí lo he comentado por ejemplo en los posts sobre la playa, por ejemplo el de Hainan de la semana pasada, o uno que se llamaba «Beidaidorm» (busca esa palabra en Google y allí lo tendrás)

    ~~~
    Enviado por Marta
    (Contacto Página)
    gran post. Yo tampoco creo que los chinos sean racistas, en plan de violencia física, pero sí que a veces tienen ideas raras (fruto de la ignorancia, muy posiblemente). Una amiga china pensaba que todos los negros tenían sida. Así, de fábrica xD

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Bueno, vamos avanzando, hace 15 años alguno pensaba que todos los extranjeros (en general) tenían sida. Ciertamente la educación, y viajar si se puede, son grandes formas de curar ese miedo al otro que el humano quizá tiene de forma innata.

    ~~~
    Enviado por Yulo
    (Contacto Página)
    Yo tb creo que en general es un pueblo muy humilde y nada dado al racismo, otra cosa es que por tema de desconocimiento en determinadas zonas se sientan «asustados» al ver a una persona de color, pero vamos, aqui en España vete a un pueblo de la España profunda (y no inmigrante) y ya verás como miran a un negro si se le ocurre pasear por el pueblo….vamos, es como en China cuando vas a las zonas remotas, tb los blancos somos el centro de atención, pero por pura novedad y desconocimiento…vamos, como si nosotros vemos un perro azul jeje

    ~~~
    Enviado por Rober
    (Contacto Página)
    No sé si se podrá catalogar como «racismo» pero de complejo no baja que los chinos sientan una «manía persecutoria» por parte de los extranjeros, como si todo el mundo les despreciara.

    Aparte de lo típico de pensar que todos intentan estafar a un chino, me hizo mucha gracia que creyeran que un australiano de nuestra residencia «odiaba» a los asiáticos, mientras que resultó casi todo lo contrario, el tío es era un imbécil que ni siquiera saludaba a los que no eran de su grupo salvo que, cosas de la vida, fueran asiáticos (incluso diría que intentaba ligar con ellas, juas).

    Lo dicho, que la manía persecutoria me parece importante cuando hablamos de estas cosas.

    ~~~
    Enviado por Alexa
    (Contacto Página)
    SALUDOS

    ~~~
    Enviado por Alexa
    (Contacto Página)
    JO… que no ha salido mi comentario.
    Decía que yo creo que todos somos racistas, por que eso es un reflejo del miedo a lo desconocido, y el miedo es un reflejo e instinto de supervivencia muy natural.

    Es como si viniera un extraterrestre verde, que ningun blanco, negro, chino ni nadie lo vería con confianza, verdad?

    También creo que los chinos son muy racistas y clasisistas. Cuando vivía en Dublín, estudiaba con un grupo de chic@s «HAN» y le hacían la vida imposible a una chica que era de tez muy morena y de aspecto (yo diría) como vietnamita (la verdad es que no recuerdo de que «raza» era, pero si la discriminaban mucho)
    También, cuando me ponía una de esas blusas tradicionales chinas, que a los guiris nos venden al por mayor en Pekín, me decían que si no me avergonsaba parecer mesera!!!! bueno, que eso a mi no me daría nada de pena, y además, era un comentario muy irónico, por que yo lo podría parecer por mi blusa, pero algunos ellos en realidad lo eran!!! claro que no por

    ~~~
    Enviado por Emilio
    (Contacto Página)
    Salud. Hace un frío que pela (a mi´, menos),pero me quito el sombrero ante tus conocimientos de China y lo referente a ella. Un pero: me robas demasiado tiempo para mis trabajos ¡Tu hoja es deamsiado interesante! Sabes más que Joseph Needham. Saludos y que pases unas Fiestas de lujo y alegría orientales con las personas y seres que más estimes.
    Emilio

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Rober: si bien el caso que dices se da, no creo que podamos decir que todos los chnos son así. Como extranjero que soy, conozco muchos chinos que no sólo no temen a los guiris, sino que se sienten más a gusto con ellos que con otros chinos. Hay chinos con facilidad para entenderse con los de otros países y otros que no tienen tanta, como en cualquier otro lado.

    Alexa: si viniera un extraterrestre yo lo vestiría de señora, como en ET (Spielberg hizo la mejor película contra el racismo que ha dado la historia).

    Emilio: he mirado en Wikipedia quien era Needham, pues no lo sabía, y ante tu comentario no me queda más que decir que ¡no soy digno!

    ~~~
    Enviado por Ray
    (Contacto Página)
    Mal de muchos consuelo de tontos.

    A mi sí que me da la impresión de que los chinos son racistas y clasistas. Además de arcaicos, tradicionales y con doble moral.

    A muchos de ellos les gusta rodearse de extranjeros solo para mejorar su imagen y estatus. En el fondo es una especie de complejo de inferioridad. Pero a la inmensa mayoría lo único que les importa es sacar tajada del extranjero, al que intentar timar o cobrar el doble de lo que cuestan las cosas normalmente, y por eso siempre te sonríen y te tratan bien. Nada más lejos de la realidad, en cuanto te das la vuelta te la clavan por la espalda sin que te enteres.

    El chino no roba con violencia, roba a lo zorro. Tira la piedra y esconde la mano. Aparenta una cosa y luego es la otra, porque siempre desconfía de todo aquello que no tenga controlado.

    Y ojo, que esto lo hacen también incluso con otros chinos que no pertenecen a su entorno próximo.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    No puedo estar más en desacuerdo contigo. Te quedas sólo lo malo que te han hecho algunos chinos y olvidas lo bueno que te han hecho. Un defecto muy común. Conozco muchos chinos que no son en absoluto nada similares a lo que dices.

    ~~~
    Enviado por acc
    (Contacto Página)
    haz la proporcion chino bueno tipo chinochano/ chino malo tipo ray, pero solo para ti. te sorprenderas.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    No se trata de poner etiquetas malo-bueno, ni de hacer cuentas, sino, como diría Guardiola, de feeling. Y mi feeling es el que es.

    ~~~
    Enviado por Edgar CM
    (Contacto Página)
    CHCH: El tema del racismo no me sorprende principalmente contra los negros, un pequeño legado que los españoles, portugueses nos dejaron en este lado del mundo, y eso que donde yo vivo el 70% somos mestizos, en mi caso, la madre de mi abuela materna tenía apellido Fìguls, hasta donde he oìdo es de origen catalàn, mi piel es trigeña tirando a blanco como dice una prima mía, por eso me considero orgullosamente hispano, aunque si voy a España, de seguro me correrían a escobazos apenas pongo un pie en Madrid, por que me confundirían con un marroquí o un egipcio u argelino, lo que pasa con esa negrita en el comentario anterior, pienso que el chino-no todos-están tomándose demasiado en serio ese título de potencia mundial y creo que con ello, están cobrando posiblemente viejas facturas por malos tratos que el nipón y el occidente le hayamos hecho, ni modo hay que aguantárselos, jejejeje.
    Saludos y bendiciones:
    Edgar. ¡Felíz Año Nuevo!

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    te puedo garantizar, palabrita del niño jesus, que si vas a España vas a ser tratado con la más absoluta normalidad, somos un país ya acostumbrado a la inmigración y salvo excepciones imbéciles (como las que pueda haber en China o cualquier parte) consideramos a todos iguales en derechos.

    ~~~
    Enviado por Edgar CM
    (Contacto Página)
    CHCH: Creo que en el caso de China, con la muchachita negrita, esa población digo yo, aún no está acostumbrada a los mulatos o meztizos de color negro, o zambos(cruce de indios con negros), en Estadosd Unidos el racismo están muy marcado, tanto así que los hispanos debemos escondernos, pero el anglosajón aún no se aburrieron de corretear a los negros a «escobazos», esa gente se deben acostumbrarse a nosotros por que somos mayoría hoy por hoy, y ahora ellos se estan viendo forzados a estudiar el idioma español a como van las cosas, pero el latino allí, aún la pasa mal, principalmente los indocumentados que los conocen como «mojados».
    Saludos y bendiciones:
    Edgar.

    ……..¡FELÍZ AÑO NUEVO!….

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Supongo, aunque EEUU sigue siendo la «tierra prometida» a la que millones de personas emigran… Como China, tiene sus contradicciones. Probablemente es el país que más emigración y más variada ha recibido, así que en cierto modo es comprensible que haya tensiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.