¿Y ahora qué hacemos, Mortadelo?

 

2013 está siendo un año en el que la crisis de los medios de comunicación está teniendo, entre otros efectos, una hinchazón, para intentar vender periódicos o atraer audiencias, de algunos temas intrínsecamente viejos o bastante flojos de fondo, y en Asia Oriental no somos ajenos a ello. El brote de gripe aviar que hubo hace unas semanas en China (menos de 40 muertos, cuando la gripe normal mata a miles en un solo invierno) fue un caso. Otro ha sido la retórica belicista de Corea del Norte, que algunos, con mucha imaginación y poca memoria histórica, ya creían que iba a acabar en guerra (cuando otros años hubo en la zona sucesos muchísimo más graves que tampoco acabaron en confrontación). La eterna pelea China-Japón ha sido otro caso, y, finalmente, ha estado la interminable retahila de informaciones sobre el ciberespionaje chino a Estados Unidos.

Los medios estadounidenses han sacado petróleo de este asunto hasta crear, me temo, una cortina de indiferencia en los lectores, y en España diarios como el cada vez más washingtonizado El País, que se ha convertido en los últimos años en una especie de versión española del New York Times, han repetido hasta la saciedad lo que, perdonen si soy algo ácido, era una perogrullada.

China espía, cuenta El País en febrero
China espía, cuenta El País a principios de mayo
China espía, sigue contando El País a principios de mayo
China espía de nuevo, cuenta El País a mediados de mayo
China espía, cuenta El País a finales de mayo

¿China espía? ¡Pues claro que espía! ¿Acaso no lo hacen la CIA estadounidense, el CNI español, el Mossad israelí o la sucesora rusa de la KGB, comoquiera que se llame? ¿Por qué durante meses se ha insistido en contar que sólo un país de los muchos que hay en el mundo espiaba, cuando lo hacen todos? Claro, porque desviar la atención hacia China, sospechoso habitual, ayuda a distraer críticos y atraer audiencias.

Pero en este caso se jugó con fuego candente. Se utilizó algo, el espionaje, que, como sabemos de buena tinta o deberíamos saber, se viene usando en todos los países desde hace siglos como importante parte de sus políticas interiores y exteriores. El espionaje no lo inventaron los chinos, o, si lo hicieron, fue junto a la brújula, hace milenios, no en febrero de 2013. Podemos discutir en los comentarios, si queréis, si espiar es bueno o malo, pero me niego a debatir que unos países no lo hagan y otros sí.

Al jugar con fuego uno se quema, y quizá por justicia poética, o quizá por leer tanto el nombre de China en las noticias relacionadas con espionaje, un espía estadounidense rebotado, el ahora archifamoso Edward Snowden, ha escogido China -Hong Kong, mejor dicho- como lugar de huida y refugio desde el que revelar, oh gran sorpresa, que Estados Unidos también espía, y por supuesto, también a China. Asombrados nos hallamos.

China, muchos se habrán sorprendido hoy, no ha aprovechado esta coyuntura para decirle a Estados Unidos «mira quién fue a hablar», que es lo que pasionales como yo hubieran hecho. Porque los chinos, en efecto, espían, y empezar a acusar a Estados Unidos ahora de espionaje sería ponerse en su mismo nivel de hipocresía.

A los chinos se les podrá acusar de muchas cosas, pero no de uno de los principales defectos de Estados Unidos: que vende consejos sin tener para él.

1 Comment

  1. Enviado por Camilo Estrada González
    (Contacto Página)
    Pues dos cosas:
    La primera…y la segunda.
    Primero, que estoy completa y absolutamente de acuerdo con tu planteamiento.
    Segundo, que te agradezco infinitamente por recordarme mi niñez con la maravillosa portada de ese libro que yo tenía (y otros de la misma colección, claro está).
    Un abrazote.
    Camilo

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Yo tenía alguno también, pero la mayoría los saqué de la biblioteca del colegio, creo que los leí y usé todos (cómo hacer aviones, cómo hacer juguetes que funcionan…). Eran una auténtica maravilla, sí.

    ~~~
    Enviado por kailing
    (Contacto Página)
    El espionaje es el negocio mas antiguo del mundo, no la prostitucion. Fijate en Adan y eva y el paraiso. Esa maldita viborilla cual mortadelo camuflada que le dice a la obra del creador come, come, veras que bien te sienta, que solo lo hago para ayudaros, ya vereis ya… y de aquellos barros vienen estos lodos!

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Pues sí… pero imaginemos ahora que la serpiente llevara seis meses publicando en el «Paraíso Terrenal Times» que dios espiaba a Adán y Eva. Eso es lo que ha pasado en esta ocasión.

    ~~~
    Enviado por Diego Iván
    (Contacto Página)
    Todo este tema del espionaje (y la sensiblera por el tema chino) me resulta de un embole padre.
    Cómo he dicho en otra ocasión, me sorprende la capacidad de algunos de levantar banderas que no le corresponden.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    No sé si lo dices por mí, pero en caso de que lo digas, respondo:

    Después de 11 años en China, si no puedo opinar de este país, apaga y vámonos… ¿porque no soy chino no puedo opinar?

    Lo siento pero han sido seis meses de matraca coronados por un bombazo que muestra la hipocresía estadounidense (el peor defecto de un país al que, en otros aspectos, admiro) y algunos nos queríamos desfogar. Muchos internautas chinos son de similar opinión, por otra parte.

    ~~~
    Enviado por Diego Iván
    (Contacto Página)
    Lamento que lo entiendas así, opinar pueden todos.
    Y si, lo decía por vos pero no da que te lo explique. De todas formas me caes bien y tus crónicas culturales me son interesantes.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    little hairs to the sea…

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.