¿Y si el Cervantes no hubiera hecho falta?

Se inauguró hoy el Instituto Cervantes de Pekín para la difusión del español en China. Una gota de español en el inmenso océano del chino mandarín… ¡Que haya suerte!

Es curioso, porque si la historia hubiera sido ligeramentente diferente de lo que fue, China a lo mejor sería hoy en día un país más de la comunidad hispanohablante. Quizá la clave de que no lo sea fue, sencillamente, una tormenta que cayó en agosto de 1588 allá por las costas de Inglaterra…

Bueno, la verdad es que tendrían que haberse dado ciertas carambolas históricas en el siglo XVI… Pero en aquella época de conquistadores, hubo más de uno que le dijo a Felipe II: «¡Majestad, conquistemos la China!»

Lo cuenta el profesor Manuel Ollé, experto en Asia Oriental, en un libro llamado «La empresa de China», publicado hace unos pocos años. Es un libro bastante denso, para historiadores, pero no deja de tener cosas curiosísimas.

Básicamente, los españoles que buscaron con más afán conquistar la China fueron los que llegaron a Filipinas en 1565. Según se desprende del libro de Ollé, las islas Filipinas no estaban mal para ellos, pero no eran exactamente lo que buscaban. No había especias, ni oro, ni grandes riquezas… Ellos querían algo más grande, y China estaba al lado…

Sucesivos gobernadores de Filipinas, misioneros españoles en Asia, militares, etc, empezaron a hacer planes y sugerencias para la conquista de China.

Una de las primeras, de un tal Hernando Riquel (escribano real) aseguraba en 1574 que China podía ser conquistada con «menos de 60 buenos soldados españoles».

¡Eso sí era euforia, y no lo que tenemos ahora cada vez que la selección golea a Malta, Eslovenia y potencias deportivas similares!

Posteriormente, hubo nuevos proyectos de conquista, y siempre cada nuevo plan exigía más soldados que el anterior:

En 1576, el segundo gobernador de Filipinas, Francisco de Sande, propuso invadir y conquistar la China con 6.000 soldados. Ya no parecía tan fácil la cosa, ¿verdad?

En 1583, el jesuita Alonso Sánchez calculaba que harían falta 10.000 soldados.

En 1584, el factor real (ese era el nombre de su cargo) Juan Bautista Román decía que se necesitarían 15.000…

Finalmente en 1586, las autoridades filipinas, reunidas en las Juntas Generales establecieron que harían falta 20.000 soldados, y decidieron entregar el plan directamente al rey Felipe II para que lo aprobara si quería.

El plan de conquista estaba incluido en un documento que tenía un nombre muy curioso:

Relación de las cosas particulares de la China la qual escribió el P. Sánchez de la Compañía de Jesús, que se la pidieron para leer a su Magestad el rey Don Felipe II estando indispuesto.

Ese documento se escribió en 1588, y era, como dice el propio título, una especie de divertimento para que el rey pasara con buen humor un momento de enfermedad… ¡Parece como si la conquista de China fuera sólo un pasatiempo para animar al rey!

¿Y qué hizo el rey? ¿Le curó los males el documento? ¿Se interesó por la idea? ¿Empezó a hacer preparativos para conquistar China?

Nunca lo sabremos, porque justo cuando el autor del documento (el jesuita Alonso Sánchez) estaba esperando una audiencia con el rey para dárselo a consideración, allá por agosto de 1588, ocurrió el desastre de la Armada Invencible, el hundimiento de los barcos que no habían sido enviados a luchar contra los elementos…

Alonso Sánchez pensó que lo último que se le podía sugerir al rey, después del disgusto que se había llevado el pobre hombre, era que preparara otra Armada Invencible para conquistar China (y que seguramente tendría que haber sido mayor que la que se fue al garete intentando conquistar Inglaterra). Así que se marchó en silencio, sin molestar mucho al compungido Felipe II.

Quisieron así el destino y la historia que España no intentara conquistar China. Aún tendrían que haberse cumplido otras condiciones para que los chinos ahora hablaran español: el intento debería haberse coronado con éxito, el dominio español tendría que haber durado varios siglos para así dar tiempo a extender el idioma…

Pero uno es libre de hacer conjeturas, ¿no?

Así pues, el destino evitó que se hable español en China, pero -ya lo comentamos hace unos meses- también evitó un siglo antes que el chino se extendiera por América

Al final, la historia repartió de forma equitativa el mandarín y el español, no quiso que ninguno de ellos dominara sobre el otro. ¡La partida terminó en tablas!

1 Comment

  1. Enviado por Susana
    (Contacto Página)
    Bah, cifras exageradas, entre aorijia y tu nos lo conquistais en ¿cuánto? un par de años más??

    ~~~
    Enviado por Supersonicbingo
    (Contacto Página)
    Hubiera sido complicado que terminaran hablando castellano, máxime viendo el ejemplo filipino que nunca llegaron a hablarlo del todo y lo avanzado en algunos siglos se perdio en poco tiempo con la llegada de los norteamericanos

    ~~~
    Enviado por Luis Lojero
    (Contacto Página)
    Mantienes un extraordinario blog, muchas felicidades, siempre es no sólo un placer sino además útil leerte. Un abrazo.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Susana: ójala, porque a mí el idioma que me va es el español, pero creo que no soy buen profesor, ni siquiera con mo novia.

    Supersonicbingo: lo que cuentas tiene parte de razón, pero el libro (no explique todo lo que contaba) sostiene la teoría de que una eventual conquista de China hubiera sido diferente porque los españoles hubieran promovido más el mestizaje en CHina. La razón que daban las gentes de aquel entonces -tengamos en cuenta que en aquellos tiempos todavía se pensaba que había civilizaciones «superiores» e «inferiores»- es que la China era una civilziación digna de ser mezclada con los españoles, mientras que las filipinas no.

    Gracias Lojero, yo te tengo enlazado en mi blog, como puedes ver. Veo en tu blog que no escribes desde la eliminación de México en el Mundial, espero que no te haya afectado demasiado… Piensa que caísteis con mayor dignidad que España.

    ~~~
    Enviado por AlbertoSG
    (Contacto Página)
    Dolors Folch y su equipo, de la universidad Poempeu Fabra, han elaborado un corpus digitalizado de documentos españoles sobre China, del siglo XVI al XIX: La China en España: http://www.upf.edu/fhuma/eeao/projectes/che/principal.htm
    Se trata de cartas en su mayoría, donde aparecen las que citas de Alonso Sánchez y otras de Martín de Rada, Felipe II y muchos más. Es una colección impresionante, muy entretenida, disparatada en algunos documentos, donde además de la posible conquista del reino de la China, se narran las vicisitudes de los monjes, las costumbres, las primeras impresiones sobre los chinos, etc. (A propósito de esto último, es alucinante comprobar cómo a pesar de los siglos, algunas de esas opiniones siguen estando vigentes, sobre todo para los recién llegados a China).

    Extraigo algunos párrafos de las cartas del siglo XVI (la edición ha respetado la forma original, lo que puede hacer un poco difícil su lectura):

    (siguientes posts)

    ~~~
    Enviado por AlbertoSG
    (Contacto Página)
    De la «Relacion de algunas cosas particulares quevimos yentendimos enel reyno dechina especial dela ciudad de Canton» escribe Francisco de Dueñas, en 1580 :

    …Todo loque andecomer Junto, pescado, carne yyeruas, yotras muchas cosas unas saladas otras frescas uno cocido otro asado yotro frito ymuchas salsas ypotajes ytodo viene alamesa cortado entajadas pequeñas comencondos palillos delgados del largo deunpalmo y estan tandiestros quecon aquellos palillos comen tanpresto como yo con lamano coJen lacomida conellos como con tenaças ycomen carne ypescado Todo Junto el pan es siempre arroz ynoponen en la mesa masdeloquevan comiendo comen tres vezes cada dia entiendese por comida quando comen quepocos dias hay queno coman otras dos otres vezes deviandas yfrutas yotrascosas las quales tienen como por meriendas beuen vino atodas las comidas tinto y blanco hecho al grano de arroz yotro de fruta porlamayor parte lo beuen callente beuen enunas taças muy pequeñas nunca beuen agua si no es cocida con una flor quese llama cha desta usan entodo elreyno y beuen la muy caliente yatodas las oras del dia assi de inuierno comodeuerano es beuidamuy sana aunque tiene unpoco de amargor aunque algunos hombres principales le hechan unos como piñones conquese quita el amargor esta beuida nos dauan en muchas casas por mucho regalo conbidanse unos aotros muchas veces haciendo vanquetes yno tienen por afrenta el emborracharse enellos hazen otros combites donde no interuiene cosaguisada sinofrutas ycosas de azucar como son confites y maçapanes yotros muchos generos de conseruas y confituras y mucho dello dorado ytan bien hecho comosepuede hazer enespaña…

    …Cantan romances yistorias a versos ayudandoseunosaotros con perrillos bailadores conun tamborilejo yotroscon monas y otros andan con culebras biuas queseles andan en roscando por el cuerpo y el pescuezo yellosvandesnudos dela cinta arriba, tanen con unas sonaJas de caña y hablan conella ytoman la la cabeça en lamano, usan tanbiende recitar autos y comedias publicamente en las calles entablados altos entoldados muy bien adereçados donde recitan istorias suyas antiguas entran en estas representaciones mugeres yes cierto quelo haçen contanto donaire ydesemboltura comosepuede imaginar

    http://www.upf.edu/fhuma/eeao/projectes/che/s16/duenas.htm

    ~~~
    Enviado por AlbertoSG
    (Contacto Página)
    Michele Ruggieri y Francesco Passio, en 1583:

    La bíspera de los Reyes se acabó la caxa del relox y, concertado como havía de estarlo llebamos a cassa del secretario, el qual holgó mucho de berlo, ya que es costumbre de chinas hacer poco caso de lo que les muestran por buena que les parezca la cosa. Con todo el secretario la alabó mucho y sólo una cosa le desagradó de él, y es ser tan difficultosa de concertar que ninguno lo pueda governar sino los padres, y decía como podía el Tutan gustar desto si luego lo desbarata y no ay quien lo sepa tornar a camino sino vosotros que no podeys entrar en la cámara del Tutan donde ha de estar el relox, porque no solamente estrangeros, mas aún manderines ni los oficialesde su cassa le pueden hablar sino en público al tiempo de la audiencia en el lugar ordinario de ella. Tambien entendemos que, como estos no entienden perfectamente el artificio y fin del relox, ni se goviernan por horas como nosotros, que no se pierden tanto por un relox como pensamos…

    El mismo sávado, vigilia de los Reyes, nos dixo el secretario despues que tuvo el relox en su casa que el Tutan nos lo quería pagar y nos quería dar algunas piezas. Respondió el padre que no bendiamos nosotros cosa alguna, ni le dávamos el relox por pretender plata ni piezas, mas solamente en señal del amor que le teníamos y por el desseo que teniamos de lo servir, y que no haviamos de aceptar plata ni piezas, aunque nos las diesse no deseávamos otra cossa mas que una casilla donde estubiesemos aprendiendo las letras y lengua de la china.

    http://www.upf.edu/fhuma/eeao/projectes/che/s16/ruggpass.htm

    De Alonso Sánchez, 1583:

    …a todos nos juzgan por bárbaros bestias, gente sin ley, ni razón, ni govierno, y es gracioso y cosa muy ridícula que presuman nadie de querer enseñarles. En abiendo un estrangero en su ciudad, aunque sea hombre de autoridad en su bestido y rostro, de tal suerte qualquiera que sea, ansí los grandes como a los muchachos le tratan con tanta desemboltura y poca berguenza que juegan con el como con una bestia, que tales somos puestos entre ellos a lo menos lo parecemos, la boca cerrada sin saver ni poder defendernos Unos le hazen que baya por aquí, otros que no, sino por acullá, uno le da un empujón y otro le da un peyisco, otro le quita el zapato, otro le abre el sayo para ver lo que trae debajo y luego ríen y levantan grande fiesta.

    …en esta lengua que llaman manderín, por ser la que ellos hablan y la gente principal y es la unibersal, están escritas todas sus leyes, costumbres y setas, y fuera de esta lengua, las otras lenguas son tantas y tan differentes que serían de mucha más difficultad, no habiendo la universal, lo que todos entienden no se puede hablar con quien face al casso, que son las cabezas. de gente principal y ciudadana y por donde a de comenzar la conbersión, que us entrar agora entre estos hombre, tan agudos y arteros, sobervios y bulliciossos y sobre todo mofadores de los extranjeros y sus cossas.

    Uno de nossotros sin lengua, ni experiencia, ni de sus costumbres o crianzas, ni cerimonias, ni ussos, ni leyes, ni setas; ni saver que les dizen, ni por donde ban, ni adonde le llevan ni quando le burlan, ni quando le engañan; no es más que hacerse en lo que ellos le estiman que es como a una bestia salvaje del campo. Y querer entrar con media lengua balbuceando es darles materia de entremés y que hagan burla…

    http://www.upf.edu/fhuma/eeao/projectes/che/s16/sanchez2.htm

    De la «Relación del grande Reyno de la China» de Allessandro Valiñano, 1585:

    Una cosa tienen, que es muy contraria a toda la gentilidade, que es el recogimiento de las mugeres, el qual entre los chinas es tan grande, que están todas encerradas como si fueran monjas sacando las que por ser solteras viven mal y públicamente; y esto es de manera que, con ser sus ciudades tan grandes y populosas, por maravilla se ve una muger, y quando van de una parte a otra, van metidas en unas sillas todas cubiertas, de manera que no son vistas; y llegaron a tanto los chinas, que, para que sus mugeres no fuessen andariegas, introduxeron una costumbre, que luego que nascen les aprietan los pies de tal suerte que no pueden crecer, y quedan todas lisiadas, de manera que aunque quieran, no pueden andar sino muy poco, porque que dan con los pies tan pequeños, que apenas se pueden sostentar sobre ellos; y esta costumbre fué cresciendo tanto, que ya tienen las mugeres por nobleza y hermosura tener los pies muy pequeños y quasi lisiados de la manera dicha.

    http://www.upf.edu/fhuma/eeao/projectes/che/s16/valignan.htm

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Muy interesantes las cartas. Algunas cosas que dicen, en efecto, podrían valer ahora, desde el amor de los chinos por la comida a las burlas que a veces hacen del extranjero,tomado como un exótico animal… (aunque ahora solo en los lugares más apartados , los poco turísticos).

    Cuando escribieron lo de los pies menguados, seguro que muchos no les creyeron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.